Conmovedor abrazo al Vilela por Benjamín

“Estamos fuertes y Benjamín va a salir del hospital con vida”

El padre del nene se mostró confiado y esperanzado. Decenas de vecinos, familiares y gente de distintos clubes formaron parte de la iniciativa. Fue una conmovedora muestra de apoyo.


Sigue la conmoción en Rosario por el caso de Benjamín, el nene de 8 años que fue baleado mientras se preparaba para jugar en la cancha del club Pablo VI, cuando recibió una bala perdida en la zona de la nuca, y ahora pelea por su vida en el hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Decenas de vecinos y familiares del pequeño, así como gente de distintos clubes que participan dentro de la Asociación Rosarina de Fútbol,  se acercaron a las puertas del Hospital de Niños Víctor J Vilela  para realizar un abrazo solidario.

Los padres de Benjamín, Javier y Soledad, siguen con las esperanzas de que su hijo pueda salir adelante y recuperar su salud. “Uno nunca imagina que le puede pasar”, contó este miércoles Javier a los medios presentes. Y agregó: “Encontrarte con esto es un golpe muy duro. Te destruye anímicamente; pero estamos fuertes y vamos a salir de acá con Benja con vida”.

La Asociación Rosarina de Fútbol se reunirá con autoridades para garantizar seguridad

Los padres del chico decidieron permanecer en el hospital. No se mueven de al lado de Benjamín y duermen en su auto, el cual permanece estacionado en la puerta del hospital. Unos amigos les prestaron una camioneta, y desde este martes pernoctan ahí un poco más cómodos. “Sólo vamos a casa dos horas por día, para bañarnos. Después volvemos al hospital porque es nuestra decisión estar junto a él”, apuntó el papá sin titubear.

Respecto a la propuesta que hicieron desde la Liga Rosarina de Fútbol Infantil de suspender los partidos, Javier fue contundente: “No queremos que paren el fútbol, tiene que seguir”.

No obstante Soledad interrumpió y destacó que aunque coincide con su pareja en que no deben suspenderse los partidos, el caso debe servir para concientizar. “Esto tiene que servir para algo, que no sea uno más. Era para cualquiera. No tenemos nada en contra del club, esto podría haber pasado en cualquier club, en cualquier barrio. Pero tiene que servir para que no se repita, para que haya más seguridad”, indicó.

Por el momento, Javier y Soledad no han recibido noticias por parte de la Justicia, pero su interés no está puesto en eso sino en ver que su niño evoluciona con el correr de los días. “Lo que menos pensamos hoy es el tema de la justicia, lo dejamos en manos de Dios y de la Justicia”, dijo y agregó: “Lo único que pido es que no lucren con mi hijo. Sólo necesito que Benjamín salga de acá con vida”.