RADIO MITRE ROSARIO

Javier, padre de Benjamín: "Íbamos a festejar el día del niño y terminamos en un hospital"

El papá del nene de 8 años que recibió un balazo en la cabeza cuando jugaba un partido de fútbol en Pablo VI habló sobre la difícil situación que están pasando.


Javier Biñale, papá de Benjamín, el nene que recibió un disparo en la cabeza cuando precalentaba para jugar un partido de fútbol el pasado sábado habló en Radio Mitre Rosario sobre la difícil situación que están viviendo. Mientras el niño lucha por su vida en el Vilela, sus familiares se aferran a Dios y a la atención médica que recibe minuto a minuto el nene en el lugar.

"Es un golpe duro que estamos viviendo en carne propia, no pensábamos vivirlo. Estamos todos a la espera de que evolucione lo mejor posible", dijo el padre de Benjamín. "Tenemos fe en Dios, que ya está con él y lo va a salvar de a poquito. Estamos muy aferrados a Dios", sostuvo.

Mientras se transitan horas claves para la salud del niño, su padre quiso destacar la atención que está recibiendo en el Hospital Víctor J. Vilela: "Acá hay una atención brillante. Están todo el tiempo encima de él y a su cuidado".

Horas clave para la salud de Benjamín: evalúan si podrán realizarle una tercera cirugia

"Fue intervenido quirúrgicamente dos veces, en la primera le sacaron la esquirla de la bala y cuando lo llevaron a terapia la presión cerebral empezó a subir, por lo que debieron intervenirlo otra vez y sacarle parte del cráneo. Fue una operación compleja, de tres horas, pero gracias a Dios salió bien. Ahora está en terapia dormido para que el cerebro se le empiece a desinflamar y poner todo en orden", detalló Javier.

Y con respecto al hecho puntual, expresó: "Benjamín fue a jugar un partido de baby, el juega en 7 de Septiembre y se enfrentaban a Pablo VI. Él se desploma, todos los que estaban ahí lo asistieron. Decían que se había desmayado, golpeado la cabeza, lo cargaron en un auto y lo trajeron al Vilela. Cuando le hicieron una tomografía nos dijeron que tenía una bala en la cabeza".

Por último, reveló el diálogo que tuvo con su hijo antes del trágico episodio: "Benja me había prometido un gol. Después nos íbamos a comer un asado, a ver el partido de mi otro hijo y a festejar el día del niño, pero lamentablemente terminamos en un hospital".