Como Tom Hanks en "La Terminal"

El haitiano varado en el Aeropuerto ya está en una pensión


Beatriz Priotti.

Como Tom Hanks en la película La Terminal, el Aeropuerto Islas Malvinas tuvo su propio huésped. Un haitiano estuvo desde el domingo pasado alli por motivos que aún no se conocen. Se llama Fremont Herns, tiene 48 años y llegó a la Argentina en febrero último, él sostiene que a estudiar en la UNR.

Integrantes de una comunidad haitiana que vive en Rosario, se acercaron para ayudarlo y lo hospedaron en una pensión hasta que pueda resolver todos los tramites migratorios y conseguir el pasaje de vuelta a su país natal.

La historia

De perfil bajo y algo tímido, el hombre sólo atinó a decir: “Esta es mi casa ahora”. El joven, según relató a Rosario Nuestro, llegó a la ciudad hace un tiempo para estudiar Ciencias Políticas, pero tampoco quiere regresar a su país pese a los reiterados intentos de Migraciones.

Con sólo una gorrita y un bolso de mano, Fremont permaneció horas sentado en uno de los bancos del interior del aeropuerto y se negaba a recibir ayuda como alojamiento o comida. No quiso hablar de lo que le había sucedido, pero sí le confirmó a este medio que “esa es su casa ahora”. La Policía de Seguridad Aeroportuaria, en tanto, se acercó al lugar para ayudarlo y ver qué le pasaba. Pero no hubo caso.

El extranjero arribó a Argentina en febrero y declaró ante las autoridades hacerlo con fines turísticos. El plazo de permanencia que establece la ley  migratoria por ese motivo es de 90 días. Herns ya excedió ese plazo ampliamente. Sin embargo, asegura no tener dinero para volver.

Las autoridades locales ya denunciaron la situación ante el consulado de Haití. Desde el ente de aquel país se comprometieron a brindar una respuesta.

El conflicto inició la semana pasada cuando el haitiano se acercó al Aeropuerto para abordar un avión en el que tenía un pasaje reservado, pero el vuelo salía desde Ezeiza, no Rosario. Desde Copa, la compañía aérea, le ofrecieron pagar una diferencia para poder llegar a viajar. El hombre no tenía forma de abonarlo.

Fremont no habla español, de tomas maneras tuvo que declarar ante Migraciones. Además, por haber superado el plazo de su estadía, deberá abonar una multa de 300 pesos.

 

Rosario Nuestro.