EFECTOS COLATERALES DEL CORONAVIRUS

La difícil situación de una empresa constructora de Reconquista que se reinventó en tiempos de pandemia

El negocio de aberturas de carpintería y metalúrgica "Grupo Ideas" creó un aspersor sanitario para amoldarse a la nueva normalidad después de la crisis por el Covid-19.


La pandemia del coronavirus ha dejado y dejará en un futuro daños colaterales que posiblemente pueda desencadenar en un profunda crisis económica. Al detenerse la actividad por mucho tiempo provocó el final de miles de fuentes de trabajos.

Tal es el caso de la empresa Grupo Idea de la ciudad de Reconquista, que se encarga de la fabricación de aberturas, carpintería y metalúrgica desde hace más de 50 años y la situación es muy delicada tras detenerse la obra pública, no producir y el problema mantener una planta de 120 trabajadores total en todas las áreas.

La misma es un emprendimiento familiar, dedicada a brindar soluciones integrales en lo que a cerramientos respecta a obras de arquitectura. Aporta una solución integral a cualquier proyecto, y está aptos para procesar y proveer simultáneamente grandes volúmenes de acero, aluminio, madera, vidrio y PVC.

En la actualidad, posee dos plantas fabriles donde trabajan alrededor de 120 empleados. Una de seis mil metros cuadrados para la producción de carpinterías y estructuras metálicas, y de carpinterías de madera. Y otra de cinco mil metros cuadrados donde se localiza la fábrica de aberturas de aluminio y PVC, la planta procesadora de vidrio y armado de DVH.

"La situación del coronavirus golpeó directamente a nuestros principales clientes que son las empresas constructoras y los estados provinciales. Los dos sectores (obra pública y privada) se vieron ampliamente perjudicados por esta crisis y económica que ya venía arrastrando desde principios de años y la cuarentena obligatoria la profundizó", explicó uno de los dueños de la empresa del norte de la provincia de Santa Fe.

En ese sentido, los titulares de la firma explicaron la nueva metodología y el ingenio utilizaron para tomar las medidas sanitarias correspondientes con el objetivo de seguir adelante y no detener la producción: "Como empresarios nos vimos obligados de conservar las fuentes de trabajos y armamos un comité de contigencia. Armamos un equipo para empezar a desarrollar distintas ideas para salir de la mejor manera de esta tormenta. Una de las maneras es identificar los hábitos como el diseño del AS20 un aspersor santitario de manos sin contacto que permite sanitizar las manos rápida, sencilla y segura".

Mirá el video: