fe y sanación

Fede Bal reveló detalles de la fuerte experiencia con el Padre Ignacio para vencer al cáncer

"Sin ser cristiano lo fui a ver y tuve una experiencia que es un capítulo hermoso en mi vida", destacó el actor sobre su visita a Rosario.


Hace unas semanas, Federico Bal anunció que superó el cáncer de intestino que le habían detectado en marzo pasado. A raíz de la buena noticia, el actor dio una entrevista con La Peña de Morfi (Telefe) y contó cómo fue todo el proceso para su curación, los estudios médicos a los que se sometió, la visita especial al padre Ignacio, el tratamiento de quimio y radio terapia que siguió rigurosamente, hasta que le confirmaron que el tumor maligno que tenía en el intestino ya no estaba.

Fede Bal destacó la importancia que tuvo la fe religiosa en el proceso y en especial su visita al Padre Ignacio, en Rosario. "No creo en las estampitas, las virgencitas... Creo en algo mayor, en la fuerza de verte sano. Sí siente que en estos casos es tener fe, creer en algo. No importa la religión, es visualizarte sano", aseguró Bal, de religión judía.

"Sin ser cristiano fui a visitar al Padre Ignacio en Rosario y tuve una experiencia que de verdad es un capítulo hermoso en mi vida", contó. Y sumó: "Es un tipo que no te pide dinero, nada. El Chiqui Abecasis me dijo 'vos tenés que ir a verlo'. Me pasó un teléfono y me dijo 'Andá, andá'".

"Llamé y me esperaron un domingo. Es una Iglesia muy chiquita y linda que recibe a mucha gente. Ahora está cerrada por la pandemia", siguió Federico, que luego contó cómo fue su encuentro con el cura párroco apenas días después de comunicar públicamente su enfermedad.

"Me habló al oído y me dijo cosas súper fuertes que prefiero guardarme para mí, es algo privado. Pero me leyó, no es tarot, pero te abraza, te dice algo al oído y... se me caían las lágrimas. No tengo que ser cristiano, pero es un tipo distinto. Soy un agradecido por lo que me dijo y lo que viví con él", afirmó.

Por último, Bal destacó el apoyo que sintió en la iglesia Natividad del Señor, ubicada en el Rucci de Rosario: "Fue tremendo. Mucha gente me daba su apoyo en el lugar. Llovía y había mucha gente, hasta lo ven desde afuera de la iglesia. Es masivo lo que genera, tremendo. Hasta sale por Skype para todo el mundo. Hay que estudiar su vida porque es tremenda".