RADIO MITRE ROSARIO

Antonio Bonfatti: "Binner era un estadista, ojalá hubiera muchos como él en el país y en el mundo"

El exgobernador, uno de los amigos más cercanos del fallecido exintendente, reveló detalles de un vínculo que duró 49 años. El nacimiento del Cemar, las épocas de militancia y atención a pacientes de sectores vulnerables compartidas.


La muerte del exgobernador de Santa Fe Hermes Binner enlutó al arco político local, provincial y nacional. El exfuncionario falleció este viernes a causa de una neumonía aguda y dejó un enorme vació en el corazón del Partido Socialista. Antonio Bonfatti, exjefe de la Casa Gris y uno de sus amigos más cercanos, todavía conmovido por la noticia, lo recordó a pura emoción al aire de Radio Mitre Rosario.

Bonfatti y Binner se conocieron en la década del '70. El también exmandatario definió a su entrañable amigo como "un tipo sencillo, apasionado por la lectura y la interpretación de lo que pasaba en el mundo, que llevaba la práctica lo que pensaba. Que tenía la mirada no de un político, sino de un estadista y trataba de buscar las cosas diez años anticipadamente". Además, contó anécdotas de sus años de juventud y militancia compartidos, que incluyeron largas horas de estudio, de atención a pacientes de sectores vulnerables y de coincidencias políticas.

"Yo era estudiante de medicina de cuatro año y Hermes volvía de su residencia de anestesiología del Hospital Italiano de Buenos Aires y nos cruzamos en el centro de estudiantes. Me invitó a un centro de salud que estaba en (barrio) La Tablada. Íbamos los martes y los sábados. A partir de allí fue una amistad indisoluble", relató Bonfatti durante una entrevista con el periodista Andrés Cánepa para el programa El Puente.

El nacimiento del Cemar

Bonfatti reveló detalles los orígenes del Cemar (Centro de Especialidades Médicas Ambulatrorias), ubicado en San Luis y Balcarce, que se convirtió en un emblema de la ciudad. Sobre ese punto, remarcó que viajó a Israel enviado por Binner, en ese entonces flamante intendente de Rosario para conocer un edificio parecido que funcionaba en Jerusalén.

"Nosotros asumimos en diciembre del '95, yo era secretario de Salud Pública de su gabinete, y en abril del '96, fuimos a recorrer el monumento al pozo, lo que hoy es Cemar (Centro de Especialidades Médicas Ambulatrorias), en San Luis y Balcarce, que estaba abandonado hacía 47 años. Cunado llegamos arriba me dice 'Antonio, te vas a Israel'. ¿A Israel a qué?, dije. 'Porque ahí hay un centro de especialidades médicas ambulatorio y tenés que ir aprender cómo se desarrolla y de paso ves a un especialista en trasplante de médula ósea, una eminencia mundial'. Así era Hermes. A la vuelta pusimos en marcha el Cemar".

Ejemplar

El exjefe de la Casa Gris confió su gratitud por haber compartido 49 años junto al ex intendente y aseguró que no le extrañaron las vastas muestras de homenaje que recibió Binner desde distintos sectores políticos tras conocerse su partida.

"Era una persona ejemplar. Ojalá hubiera muchos como él en el país y en el mundo. Alguien con una enorme voluntad de diálogo, que convocaba a los mejores de las distintas disciplinas. Un apasionado por lo que pensaba, que lo trasladaba a la práctica, lo materializaba. Un tipo sencillo, de pocas palabras, que daba ejemplos con su conducta. Era un apasionado de la lectura y de interpretar las realidades de otras partes del mundo. Siempre trataba de innovar y fue un gran impulsor para que otros pusieran en práctica ese camino. Con Hermes podías hablar de salud, de cultura, de música, urbanismo, de lo que fuera".