ESTADOS UNIDOS

Un oficial de la policía golpeó violentamente a una mujer para arrestarla

La chica agredida denunció al efectivo que la atacó en las redes sociales. El hombre fue enviado a realizar "tareas de escritorio" mientras investigan lo que ocurrió.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 28 de mayo, 2018

Un policía de Wildwood, Estados Unidos, fue filmado mientras golpeaba a una mujer en bikini que estaba descansando en una playa. El oficial le propinó golpes de puño en la cabeza y se tiró encima de la mujer, apretando su cabeza contra la arena con el fin de concretar el arresto. El violento accionar del efectivo fue duramente explicado y la chica agredida escribió un mensaje en sus redes sociales.

El hecho ocurrió el sábado y uno de los presentes en la playa filmó la escena. Las imágenes muestran las polémicas maniobras que realiza el policía con el fin de lograr su cometido, mientras de fondo se escuchan voces que dicen: “Para de resistir!”. “No tienes el derecho de golpearme y ahorcarme de esta manera”, dice por su parte la joven. “No hice nada malo”, agrega.

La chica agredida se llama Emily Weinman, tiene 20 años y es originaria de Filadelfia. Según publicó la policía de Wildwood en Facebook, la mujer está acusada de múltiples cargos: asalto agravado a un oficial de policía (2 CARGOS), asalto agravado por escupir fluidos corporales en un oficial de policía, alteración del orden público, resistencia al arresto, obstrucción y menor en posesión de alcohol.

En el comunicado oficial también expresan que “se inició inmediatamente una investigación sobre asuntos internos en esta materia y los oficiales implicados han sido reasignados a un servicio administrativo” y que estarán “a la espera del resultado de una investigación completa y exhaustiva”.

En una publicación en Facebook, la chica se descargó sobre lo ocurrido y aseguró que los oficiales se acercaron para preguntarles la edad a ella y a una amiga. Además, confesó que tenía consigo cerveza pero que aún “no había tomado”. En este punto, según las leyes de los Estados Unidos, estaba cometiendo un acto ilegal porque allí sólo se puede consumir a partir de los 21.

Weinman explicó que los efectivos le hicieron un test de alcoholemia y dio negativo. Y escribió que los oficiales siempre se mantuvieron cerca de ella, hasta que les consultó si “no tenían nada mejor que hacer”, tras esa pregunta, uno de los policías respondió que no había pensado arrestarla, pero que ahora lo haría. La joven contó que no quería dar su nombre, agregando que estaba junto con su hija de 18 meses.

“Comenzó a decirme que me iba a arrestar y comenzó a caminar hacia mi para ponerme las esposas. Yo con cuidado caminaba hacia atrás (manteniendome frente a él) y grité hacia el padre de mi hija”, denunció.  Y agregó: “Sí, sé que debería haberle dado mi nombre. En parte me equivoqué, pero estaba asustada”.

Ernie Troiano Jr., alcalde de Wildwood, expresó en el portal Philly.com que el episodio fue una “vergüenza“. En tanto Robert Regalbuto, jefe de la policía local deslizó que aunque le parece “alarmante” lo ocurrido, no quiere apresurarse “a ningún juicio hasta que tenga los resultados finales de la investigación”.

Comentarios