RADIO MITRE ROSARIO

Siete años, el mismo dolor: "Tuvimos juicio sin justicia", afirmó la esposa de una de las víctimas de Salta 2141

Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco, fallecido la fatídica mañana del 6 de agosto de 2013 se refirió a la inagotable lucha de los familiares.


Franco Trovato Fuoco

Este jueves se cumplen siete años de la explosión de calle Salta 2141, la peor tragedia de la historia de la ciudad, que terminó con la vida de 22 personas por una fuga de gas. El nuevo aniversario se inscribe, en 2020, en medio de la pandemia por el coronavirus, por lo que el tradicional acto para recordar a las víctimas estuvo marcado por un plus de desolación. Para los familiares de los fallecidos, al recuerdo de la ausencia se sumó, esta vez, la falta del abrazo con los que se quedaron, que no compensa pero reconforta para transitar este día.

Pero a los embates emocionales del Covid-19 se añade, además, que la séptima conmemoración de Salta 2141 es la primera después de los fallos de primera y segunda instancia, que terminaron con la única condena del gasista Carlos García, quien manipuló las instalaciones del edificio la fatídica mañana del 6 de agosto de 2013 y la absolución del resto de los imputados, entre ellos personal de la empresa Litoral Gas, lo que significó un trago amargo para las 22 familias. Así lo expresó Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco, uno de los fallecidos.

"Los familiares tuvimos juicio sin justicia, nosotros sentimos eso. Es un día difícil y siempre diferente", expresó Nissoria, al aire de una entrevista con el programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario, quien contó también que durante el acto se colocó "un vinilo de una persona muy delgada sosteniendo a una persona obesa. Esa imagen es lo que sentimos nosotros, que la Justicia nos ha ido aplastando de a poco todo este tiempo".

Rosarinos en peligro

Por otra parte, Nissoria puso el foco en la lucha de los allegados a las víctimas y en las instancias transitadas a lo largo de los años. "Lejos de quedarnos en nuestras casas, hemos participado activamente de todas las maneras posibles. Hemos logrado que la Auditoría General de la Nación (AGN) haga que el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) audite a Litoral Gas con un resultado lapidario. El ente (Enargas) en vez de controlar a Litoral Gas terminó siendo su socio", sentenció.

En ese sentido, enfatizó que los resultados de la auditoría daban cuenta "del peligro que corremos todavía los rosarinos porque las cosas no han cambiado. Solamente se corta el gas si pasa algo y nada más". Al respecto, precisó que Litoral Gas "no tiene los planos de por dónde pasa el gas en la ciudad" y  concluyó que "esta empresa no sólo fue dejada impune por la Justicia sino que además hace lo que quiere todo el tiempo; no hay nadie que lo controle.