CORONAVIRUS

Reuniones sociales y familiares, en la mira: autoridades no descartan volver atrás por el aumento de casos

Los casos confirmados en los últimos días en Santa Fe están relacionados con viajes a zona de circulación comunitaria, pero hay contagios entre contactos estrechos que complican el panorama.


Autoridades locales y provinciales no descartan volver atrás con las reuniones sociales habilitadas hace poco más de tres semanas a raíz del aumento de casos de coronavirus en Santa Fe. Si bien los últimos contagios reportados se relacionan con viajes a zonas de circulación comunitaria, algunos de los infectados posteriores contrajeron la enfermedad en esos encuentros por contacto estrecho.

En los últimas 48 horas se detectaron 29 casos positivos de Covid-19 en la provincia, la mayoría concentrados en las localidades de Carreras, que solo el miércoles reportó 16 enfermos. En Rosario, se confirmaron 4 pacientes infectados vinculados con otros que viajaron a Buenos Aires u otros territorios con circulación del virus. Tanto el intendente Pablo Javkin como el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, pusieron el foco en la necesidad de extremar los cuidados en las reuniones afectivas y pidieron responsabilidad a la ciudadanía.

"Tenemos una mirada fina sobre esa cuestión. Todavía no hay una decisión tomada, pero ese tipo de reuniones son las actividades que más preocupación genera. Habrá que estar atento. En ese caso no habría que distinguir si la reunión es durante la semana o en el fin de semana”, indicó Michlig en declaraciones a LT8.

Por su parte, Javkin enfatizó: “Si tenemos que dar marcha atrás con algunas habilitaciones lo vamos a hacer”. A su vez, remarcó que la ciudadanía pardójicamente pone en riesgo los seres queridos por no respetar las medidas sanitarias en los encuentros sociales.

Refuerzan controles en accesos

Por el momento, el gobierno provincial reforzó los controles en rutas y accesos dado que las últimas personas que contrajeron la enfermedad lo hicieron por viajes a puntos con circulación. En Carreras, una localidad ubicada a 120 kilómetros al sur de Rosario, un camionero que trabaja en Buenos Aires generó una ola de casos, que derivó en el retrocesos a fase 1 de la cuarentena.

En tanto, en Rosario un empresario que también estuvo en AMBA por cuestiones laborales contagió a gran parte de su familia, entre ellos, a su hija que cursaba un embarazo avanzado.