por portación de arma

Prisión preventiva para el hijo del titular del Sindicato de Recolectores

G. Andrada había sido capturado por circular en un auto junto a un hombre armado el pasado 6 de septiembre.

Centro de justicia penal Rosario, el posible escenario para la instancia de apelación en el juicio a Los Monos
Franco Trovato Fuoco

El hijo de Marcelo Pipi Andrada, secretario general del sindicato de Recolectores de la Ciudad, fue detenido el viernes pasado cuando iba junto con otro hombre en un Honda Civic. Hoy, en audiencia pública, le dictaron a ambos prisión preventiva por 90 días por portación de arma de fuego.

La imputación estuvo impulsada por el fiscal Ivan Enriquez. El hecho ocurrió el viernes las 18.15 en Juan B. Justo y Campbell, cuando personal policial que realizaba un procedimiento, le secuestraron a S.M. un arma de fuego calibre 9 milímetros con cargador, con quince cartuchos en su interior y un cartucho en recámara.

En Primera Instancia, el juez Florentino Malaponte, dictó para ambos prisión preventiva efectiva por el plazo de 90 días.

El otro arrestado, que llevaba el arma de fuego, es Sandro José Maidana, de 37 años, quien pertenece al sindicato de recolectores de residuos.

El pasado 22 de mayo fue condenado a dos años y seis meses de ejecución condicional por haber baleado y golpeado –junto a otro hombre– a un muchacho que luego sufrió la amputación de una pierna por las lesiones. Ese hecho ocurrió el 15 de julio de 2017 en Provincias Unidas y 27 de Febrero. La pena fue acordada a través de un procedimiento abreviado que homologó el juez penal de primera instancia José Luis Suárez.