¿SE IRÁ A MILÁN LA PULGA?

“Messi no es un sueño prohibido, en absoluto”: la sorprendente afirmación del ex presidente del Inter

Frente al interés de Barcelona en Lautaro Martínez, Massimo Moratti propuso un trueque con el astro rosarino.


Hasta hace poco tiempo atrás, era imposible imaginar a Lionel Messi con otra camiseta que no fuera la del Barcelona, salvo alguna chance, aún abierta, para que se de el gusto de jugar en Newell's, el club de sus amores.

Sin embargo, la relación con algunos directivos culés se volvió tirante en los últimos meses entre una renovación contractual que se posterga más de la cuenta, un entredicho con el director deportivo, Eric Abidal y el último round registrado cuando la Pulga anunció que él y todos sus compañeros aceptaban reducir el 70 por ciento de su salario para colaborar con el club ante lo que representa la suspensión del fútbol por el coronavirus.

En el comunicado oficial que publicó en sus redes sociales, Messi apuntó contra la presión que sintieron por parte de los dirigentes para que tomaran la decisión de la rebaja salarial, algo que, según las propias palabras del 10, nunca estuvo en duda.

Ante esto, uno de los grandes de Europa que se anima con ir por el capitán del seleccionado argentino es el Inter de Italia. En declaraciones a Radio RAI de aquel país, el ex presidente del Neroazzurro, Massimo Moratti, tiró: "Creo que Messi no es un sueño prohibido en absoluto. Tal vez ni siquiera lo era antes de esta desgracia. Está en la recta final de su contrato y, sin duda, sería un esfuerzo tremendo del club traerlo aquí".

A sabiendas del interés del Barça en Lautaro Martínez, cuya cláusula de rescisión es de 111 millones de euros, Moratti sugirió: "Es un buen chico que se preocupa por su carrera. Pero, como he dicho antes, vamos a ver si es parte de una operación para que lleguen jugadores más importantes como Leo Messi".

"El contexto actual que estamos pasado no sé si cambia algo para positivo o negativo, pero creo que veremos cosas extrañas a final de año", vaticinó quien además fuera propietario del club del Milán, dejando la puerta abierta para lo que sería la gran sorpresa del mercado futbolístico.

Por lo pronto, claro está que del lado catalán esa posibilidad no está ni contemplada, ya que confían que los chispazos que hubo últimamente con Messi podrán quedar en el pasado, finalmente extender el vínculo del mejor jugador del mundo y que la chance de contratar a Lautaro se pueda dar ingresando otros futbolistas en la negociación para repetir en el Camp Nou a parte del tridente ofensivo de la Albiceleste en la Copa América de Brasil (que completaba Sergio Agüero).