Leones F.C. de Alvear

Fundación Messi y todo lo que no encaja en el club de fútbol beneficiado por sus obras millonarias

Pese a la pandemia del coronavirus, la causa judicial por presunto desvío de fondos de la entidad benéfica continúa vigente en Argentina e investigando presuntas irregularidades como la inversión en el club santafesino. Además, próximamente, se iniciará un juicio contra la ONG de la Pulga en España.


Por Ignacio Pellizzón.

La Fundación Messi mantiene abierta dos causas judiciales: una en Argentina y otra en España. La investigación nacional, a cargo del juez Ariel Lijo, corresponde a un presunto lavado de activos y evasión fiscal con posible falsificación de documentos.

Por su parte, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional en España, María Tardón, decretó la reapertura de la causa contra el jugador del FC Barcelona Lionel Messi, su padre y su hermano por delito fiscal, contable, estafa y blanqueo de capitales en relación con la Fundación. Las diligencias son el resultado de la denuncia presentada por el mismo que lo hizo en Argentina, Federico Rettori, quien trabajó para la ONG entre 2012 y 2015.

Así comenzó todo. Según fuentes oficiales del Departamento de Justicia de la Generalitat catalana que informaron a la prensa, el día 5 de marzo de 2018, el Protectorado dirigió a la Fundación Leo Messi un requerimiento indicando la necesidad de que la fundación reformulara y auditara las cuentas anuales de los ejercicios 2013 a 2016 incluyendo a la delegación de la Fundación en Argentina.

Las mismas fuentes sostienen que la fundación presentó las nuevas cuentas reformuladas y auditadas,con la aprobación del Patronato, el día 29 de junio de 2018. Posteriormente, la Fundación publicó en su web el último balance y memoria, correspondiente a 2017, y que también recoge, como dicta la normativa contable, los datos del año precedente, 2016 -ya modificados-.

Entre los cambios realizados, se declararon de más de 73 mil euros anuales para el alquiler de la sede de la Fundación en Rosario (Argentina), ubicada en calle Alvear 1670, con una renta de más de 6 mil euros al mes.

Según los balances actuales, en 2017 habrían transferido por este concepto 73.144,66 euros, por los 73.177,27 de 2016, un ejercicio contable en cuyo balance original solo figuraba el alquiler de la sede deBarcelona (España).

La presunta inversión social a proyectos sobre el mal de Chagas en Argentina de 540.385euros, que se envían a la delegación de la Fundación en Argentina -sin ninguna justificación de la inversión social de este dinero- que figura en la Memoria original de 2013, simplemente la quitan en las memorias rectificadas.

En esas memorias rectificadas aparece una nueva inversión social detallada como: “Campo de Deportes”. Sin mayor especificación,se trataría de un programa de alojamiento, manutención y escolarización de jóvenes para evitar riesgos de exclusión social en colaboración con “un club local del municipio de Rosario”, Argentina.

Sumando la supuesta inversión declarada cada año, como se detalla en las memorias que se adjuntan en copias de pantalla, en 2013 se invierten 290.867 euros, en 2014 se declaran 250.320 euros, en 2015 se declaran 281.417 euros, en 2016 se declaran 246.052 euros y en 2017 78.489 euros. Este Proyecto suma una inversión total de 1.147.145 euros.

Es el proyecto de mayor inversión económica de la Fundación desde su origen hasta 2017. Llama la atención que siendo el proyecto social más importante declarado hasta 2017 sea tan poco detallado en las memorias y nunca haya estado incluido en la web de la entidad.

Otro dato relevante, es que este dinero presuntamente se invierte desde España, no desde Argentina, con lo cual surge el interrogante: ¿Por qué no se declara cada año como corresponde?; es muy significativo agregar sin justificación una inversión social de más de un millón de euros.

Distintas fuentes consultadas por Rosario Nuestro, aseguran que la razón por la que nunca fue promocionado es porque nunca fue un proyecto social, como intenta demostrarla investigación judicial que se inició en Argentina.

El “Campo de deportes”, es un club de fútbol privado –Leones F.C.-, construido en un barrio privado en la localidad de Alvear, sin ningún tipo de asistencia social comunitaria, señalan las fuentes. Desde su creación en 2015, no se puede justificar con claridad el flujo de dinero que recibe de la Fundación Leo Messi como se detalla a continuación.

Memorias rectificadas detallando la inversión de “Campo de deportes” de 2013 a 2017:

El revelador informe de la UIF

Tras la publicación del informe de la UIF (Unidad de Investigación Financiera) en distintos medios, que entrecruza todos los movimientos bancarios, cheques, compras, movimientos de la Fundación desde 2012 a 2018 y que fue solicitado por el Juzgado Penal Económico número 8, el primer juzgado que tuvo a cargo la investigación en Argentina, quedó en evidencia que ese dinero fue destinado a la adquisición del terreno y las obras edilicias del Club Privado de Futbol, Leones F.C. de Alvear. Según el informe de la UIF, desde la Fundación Española hubo varios giros de dinero directamente a la Constructora 1 y a personas vinculadas con este Club defútbol.

Otro dato que levanta sospechas, es que el padre de la Pulga, Jorge Messi,le escribe un mail al Banco Nación donde oficializa la compra del terreno para la Fundación en 2017, -varios años después de los envíos de dinero declarados en las Memorias de España-, y deja en evidencia inconsistencias evidentes que son parte de la investigación judicial en Argentina, como se detalla a continuación en capturas de pantalla del informe de la UIF:

Las inconsistencias en el “Campo de deportes”

El inmueble comprado es el complejo deportivo declarado en las Memorias presentadas por la Fundación en España como “Campo de deportes”. Según el mail escrito por Jorge Messi, se adquirió el 6 de marzo de 2017 por 600 mil dólares, que declara pagar 300 mil en el momento de la compra y el resto en 12 cuotas. La fecha no tiene relación con lo que la Fundación presenta en España sobre los supuestos envíos de dinero anuales desde2013.

Tampoco coincide lo que declara en el mail sobre la fecha de compra y la forma de pago ya que la investigación judicial certificó la compra el 27 de diciembre de 2017, cuando el mail declara la compra el 6 de marzo de 2017.

Las aseveraciones de Jorge Messi en el mail afirmando que todos los giros bancarios de la Fundación en España se hacían hacia la Fundación en Argentina quedó demostrado como falso, ya que hay transferencias hacia Constructora 1. A su vez, quedó en evidencia que no todos los movimientos están bancarizados sino que la Fundación tiene una altomanejo de efectivo.

La forma de pago, según los registros del escribano entregados a la investigación judicial, fue en efectivo por un monto total de 627 mil dólares, cuando el mail detalla un pago inicial de 300 mil dólares y el pago de 12 cuotas, que muchas se realizaron en 2018. Tal y como describe el informe judicial, tampoco hubo retiros de fondos de la cuenta bancaria de la Fundación en esa fecha que se adquirió el predio.

El padre de Messi comunicó en ese mismo mail que el presupuesto para construir ese gimnasio deportivo para el club Leones F.C. de Alvear era de 16 millones de pesos, y que la empresa seleccionada para realizar esas obras era Constructora I SRL. Pero las transferencias que se hicieron desde la entidad benéfica hacia la empresa superaron los 50 millones de pesos, entre los giros ejecutados desde la casa matriz española de la Fundación Leo Messi y sus sedes locales, como también se detalla en el informe realizado a pedido judicial por la UIF.

Según el diario La Nación, indican que el presupuesto de la obra es de 8.9 millones de pesos, es decir, casi la mitad de lo presupuestado originalmente y mucho menos que los 50 millones que giró la Fundación Messi a la Constructora I entre enero y noviembre de 2018.

Cabe destacar que Martín Giuseponni, actual coordinador general de la Fundación Leo Messi, figura como síndico responsable del “Club Leones de Rosario” y su padre Ricardo Giuseponni, apoderado de Jorge Messi, es el titular del domicilio donde figura la Constructora 1, Cajaraville 172, donde tiene sede su estudio jurídico, según informa el diario La Nación.

Perfil Linkedin:

x
Paladini flotante