la ciudad

Fiesta clandestina en un bar céntrico de Rosario culminó con 230 demorados

En total eran 230 persona que participaban del evento en un bar de Urquiza al 1500. El lugar quedó clausurado.


Agentes de la policía desactivaron una fiesta clandestina en un bar céntrico de la ciudad en la que participaban alrededor de 230 personas.

Ocurrió cuando la policía llegó a un bar de Urquiza al 1500 y se encontraron con el evento ilegal, en el marco de lo decretado por la pandemia del coronavirus. En total, fueron demoradas 230 personas que fueron derivadas a la Seccional 2da en un colectivo municipal y el bar quedó clausurado.

Una denuncia motivó la inspección por parte de agentes de la Secretaría de Control y Convivencia que al llegar al lugar pudieron constatar la irregularidad. Como los titulares del lugar decidieron cerrar las puertas y continuar deliberadamente con la actividad, la Guardia Urbana Municipal convocó a miembros de la Policía de Acción Táctica. Una vez allí, realizaron la consulta al fiscal de delitos relacionados al Covid, Dr. Marcelo Vienna, que resolvió el ingreso al local y la demora de todos los concurrentes.

Según pudieron precisar fuentes cercanas, el bar organizaba reuniones clandestinas y funcionaba con las puertas cerradas, abriendo a aquellos que cuando necesitaban ingresar, se comunicaban mediante WhatsApp. Obrando bajo esta modalidad pretendían evitar los controles municipales.

 

 

x
Paladini flotante