posición de la iglesia

En el Día de San Cayetano, el arzobispo de Rosario pidió que la ciudad "se deje de desangrar"

Eduardo Eliseo Martín cuestionó a la clase dirigente y exigió "paz" y que "cese la pérdida de vidas humanas".


Fotografía: Aciprensa

Este domingo 7 de agosto, como cada año, se celebró el Día de San Cayetano. En ese marco, el arzobispo de Rosario, Eduardo Eliseo Martín se expresó y pidió por la paz en la ciudad y exigió cordura en la clase dirigente. “En Rosario necesitamos con premura esa paz, que cese la pérdida de vidas humanas, muchas de ellas inocentes. Que se deje de desangrar Rosario”, afirmó delante de la muchedumbre que se convocó primero en la iglesia (Buenos Aires al 2300), después en la procesión y finalmente en la misa realizada en la plaza Libertad.

“Pedir por el trabajo es pedir que todos los trabajadores y trabajadoras puedan vivir dignamente de sus esfuerzos cotidianos y a desplegar sus potencialidades y talentos para aportar al crecimiento de nuestra Patria”, expresó el sacerdote. Y agregó: “También suplicamos por el pan que alienta nuestra vida y que diariamente se hace cada vez más inalcanzable a causa de la inflación asfixiando que padecemos y que genera tanta miseria”.

Martín dijo que “se necesita más que nunca en los políticos un ejercicio de responsabilidad, que vaya más allá de los propios intereses. Así aparecerá en nuestro horizonte la paz y la amistad social”.

En relación a la situación de violencia local, el arzobispo interpeló: “Y aquí en Rosario necesitamos con premura esa paz, que cese la pérdida de vidas humanas, muchas de ellas inocentes, que se deje de desangrar Rosario”. “Muchos padecen esta violencia irracional que a su vez genera una espiral de violencia que nos desangra”, reafirmó. Y cerró: "Por eso pedimos desde lo más profundo de nuestro corazón el don de la paz”.

x
Paladini flotante
/////////TECO 300x250//////////// /////////TECO 970x90//////////// /////////TECO 300x600////////////