CORTES DE LUZ EN LA REGIÓN

El servicio de la EPE en el ojo de la tormenta

Nuevamente ante la primera ola de calor aparecieron los cortes de energía en toda la ciudad y la región.

jueves 3 de enero, 2019

Nuevamente ante la primera ola de calor aparecieron los cortes de energía en toda la ciudad y la región. Ayer, ante el intenso calor, se quedó sin luz gran parte del centro, algunos barrios y las ciudades de Funes y Roldán por completo. No hay respuestas inmediatas y las máquinas que te atienden te hacen esperar en línea hasta el hartazgo.

Este fin de año pasado brindamos con la noticia de que el servicio de la energía eléctrica aumentaba un 29,5 por ciento en el mes de enero. En pleno verano, con altas temperaturas, hará que la factura se vea incrementada exponencialmente respecto a la anterior.

Las quejas de los vecinos se multiplican. En Tarragona al 700 bis llegaron a cortar la calle y hasta a pedir por alguna autoridad que les dé una explicación ya que el teléfono para la queja estaba saturado. Mantuvieron la interrupción de la calzada hasta que el calor los terminó corriendo también de la calle.

Una pescadería de barrio sufrió un corte de luz y perdió gran parte de la mercadería. Los reclamos del dueño también son por viejos equipos que se le quemaron como consecuencia de los retornos de la energía fuera de voltaje. Aún sigue con los trámites y no le encuentra solución.

Siendo la luz más cara del país, se espera de un servicio a la altura de su costo. Y lejos de encontrar estabilidad, se vuelve a comenzar un verano conflictivo. Desde la EPE insisten con que los cortes son menos que antes y que el tiempo de re conexión bajó notablemente.

Sobre la interrupción del servicio en las localidades de Funes y Roldan, dijeron voceros de la empresa que fue un rayo que cayó sobre un transformador. Pero Funes y Roldán, casualmente, son las dos ciudades que más sufren las tormentas: ante la primera nube se corta hasta por las dudas.

Pero más allá de esto, hay pueblos que ante la primera tormenta se corta la luz, barrios de Rosario que sufren cotidianamente cortes a pesar de que la empresa responda rápido y la crispación de la ciudadanía sube cuando hace calor y no puede refrescarse con un aire acondicionado o un ventilador.

Comentarios

Te puede interesar