OPERATIVO RETORNO

El Gobierno empezará a meter al fútbol en la agenda nacional

Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, asistiría la semana que viene a una reunión con las autoridades nacionales para empezar a ver de qué manera podría volver la actividad.


Mientras en casi toda Europa ya rueda la pelota y en buena parte de Sudamérica empezaron a volver los entrenamientos o lo harán próximamente, en Argentina todavía no hay demasiados y se generó un contrapunto entre dos ideas inversamente proporcionales: en Capital y Gran Buenos Aires crece a paso firmevla curva de contagios de coronavirus, mientras en el resto de las provincias se liberan cada vez más actividades y algunos clubes pidieron volver al trabajo.

En este contexto, así como sucedió con distintos tipos de actividades económicas, el Gobierno de la Nación podría recibir la semana próxima a Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, para conocer en primera persona las sensaciones de los jugadores y ver si se pueden empezar a poner fechas para que la situación sea un poco más clara.

Todavía no hay mayores precisiones sobre cuándo se daría el encuentro con Marchi y si podrá estar el propio Alberto Fernández, que el sábado pasado dejó su opinión sobre el fútbol argentino y la postura de los dirigentes, pero lo cierto es que en Casa Rosada o en la Quinta de Olivos podría empezar a avanzar el regreso del fútbol en la Argentina.

Uno de los candidatos posible a estar presente en la reunión es Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y vinculado a Tigre. Lo mismo para Matías Lammens, ministro de Turismo y Deporte y exmandamás de San Lorenzo, y el diputado Máximo Kirchner.

También podría reaparecer en la escena Luis Segura, expresidente de AFA y Argentinos, muy cercano a Fernández. Otro más es Santiago Carreras, candidato a vicepresidente en las últimas elecciones de Boca por la lista de Víctor Santamaría, afín al Frente de Todos.

Del lado de la casa madre de la calle Viamonte, a su vez, los integrantes serían el presidente Claudio Tapia y Pablo Toviggino, secretario ejecutivo y hombre de extrema confianza del Chiqui.