Con estímulo oficial y dólar en baja

El consumo vive un “minirebote” y el Gobierno intenta que llegue hasta las Paso


En un escenario de alta inflación, el Ejecutivo apostó a reimpulsar el consumo con el relanzamiento de programas que apuntan directo a los bolsillos, cómo el de “precios cuidados”, “precios esenciales” y bajando las tasas que cobran en cuotas el “Ahora 12”. Con el objetivo de mejorar la capacidad de compra real del salario que se vio muy afectada, lo que hace retardar la recuperación de la actividad económica.

El sector privado reconoce una mejora del consumo en las últimas semanas, gracias a los estímulos oficiales y las primeras cuotas de paritarias que vienen a recomponer los salarios que el año pasado perdieron más del 12%.

Si bien el dólar en $44 puede representar para quienes tienen más espalda una buena oportunidad para el atesoramiento, en los comercios señalan que hay consumidores que ya están “gastando a cuenta” el ingreso “extra” de junio.

Hasta ahora, el Gobierno volcó $55.000 millones de la mano de los créditos de ANSES. “La eliminación de intereses en “Ahora 12” representa unos $14.000 millones”, explicó el economista de la Federación de la Industria Maderera (FAIMA) Leandro Mora Alfonsín, quien remarcó en tanto que “un punto de suba en los salarios es $90.000 millones que se vuelcan al mercado”, señala iProfesional.

“La principal política que favorece el consumo es la estabilidad del tipo de cambio. De mantenerse esta calma iniciada luego de que el Banco Central anuncie que podría intervenir en el mercado cambiario, la inflación podría continuar su sendero decreciente. De este modo, la suba de precios alcanzaría la zona de 2-2,5% mensual en la segunda mitad del año”, indicó la consultora Ecolatina.

“También hay un leve repunte por algo de paritarias o gasto a cuenta de aguinaldo”, remarca el representante de una de las cadenas multinacionales de consumo masivo que operan en el país. La comparación interanual también jugará a favor, porque entre mayo y julio del año pasado se vieron fuertes caídas en las ventas.

Según fuentes de la Administración Nacional de la Seguridad Social que dirige Emilio Basavilbaso, desde su anuncio a mediados de abril, hasta esta semana se entregaron 2.266.670 créditos. Son $55.367 millones, de los cuales alrededor de $ 28 mil fueron tomados por jubilados, en monto.

Por cantidad de créditos solicitados, en cambio, los principales tomadores son los beneficiarios de asignación universal por hijo (AUH), mientras que el 21% son para jubilados y un 19% por asignaciones familiares.

Mientras que el 47% de los créditos ANSES va a la refacción y construcción, de acuerdo con una encuesta de la ANSES entre los tomadores de los préstamos, un 22% se destina a comprar alimentos, calzados y ropa. Y otro 17% al pago de deudas. Otro 7% se dedica al pago de atención médica o remedios y un 2% a productos para el hogar, la misma proporción que a emprendimientos. En las elecciones anteriores, el 60% de los Argenta iba a construcción.

En los autos, en tanto, el plan para los 0km de junio generó un aumento del 40% de las operaciones. “Ya empezamos a ver el impacto en las ventas”, aseguró Ricardo Salomé, presidente de la Asociación de Concesionarias (ACARA).