Centro de justicia penal

Dictaron prisión preventiva a la Estafadora de las carteras

El Tribunal a cargo de la doctora Silvia Castelli desestimó los argumentos de la defensa.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 6 de julio, 2018

La situación de Silvina Garrido se complicó este viernes con la negación de la prisión domiciliaria.

Este viernes a las 15hs, en sala 8 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal Rosario, se llevó a cabo la audiencia imputativa a Silvina Garrido,  más conocida como la Estafadora de las carteras de 50 años, por el delito de Estafas.

La Fiscal Dra. Valeria Haurigot de la Unidad de Investigación y Juicio, imputó a Garrido por distintos hechos ocurridos entre noviembre de 2014  y enero de 2018, cuando la imputada a lo largo del tiempo,  lograba generar una relación de confianza con las víctimas, para entonces presentarse como una empresaria exitosa y muy solvente, creadora de carteras que luego vendía a empresas reconocidas. En base a esto les ofrecía a las víctimas que invirtieran dinero en su negocio con la posibilidad de recuperar el dinero con altos intereses. Se estima que el monto de la estafa ronda los $800.000.

Según la presentación Haurigot, ante el entrecruzamiento de datos entre las víctimas, se manifiesta en la ahora detenida, una conducta delictiva. Su ardid se generaba por confianza mostrando su éxito y proyección argumentando ser amiga de personajes famosos de la farándula.

“La dimensión es notable desde lo que ocurrió para las víctimas porque en los casos de estafa, implica un acosamiento por parte de la persona que comete este tipo de delitos, sobre todo a la víctima, sobre sus sentimientos y no solo sobre su patrimonio. En ese sentido es complejo porque recién ahora están empezando a aparecer y denunciar, a animarse a la intervención jurisdiccional a muchas más personas”, declaró la Fiscal a la prensa al término de la audiencia.

Garrido fue detenida el 4 de julio de 2018 a las 20hs por personal policial de investigación en un bar de zona norte. Previo a eso la policía había allanado su casa. La propiedad se encontraba desmantelada, lo único que pudieron encontrar fue un teléfono inalámbrico que contaba con registros de llamadas a España, lugar donde supuestamente la imputada partiría. Según los damnificados y la fiscal de la causa, la mujer estaba ofreciendo su mobiliario en sitios de compra y venta.

“Son personas que quizás tienen una particular necesidad o se involucran a nivel personal a lo largo de bastante tiempo, no es algo que sea de un día para el otro,  por eso la fiscalía insistió en que esto es una causa penal, que es un delito de estafa donde hay una astucia por parte de la persona que lleva a cabo estas maniobras para lograr la confianza, meterse en la vida de las víctimas y sacarle sus ahorros, dinero”, dijo Haurigot.

Así manipulaba: filtran nuevos audios de la Estafadora de las Carteras

Según la fiscal existen pruebas de que Garrido también operó en la ciudad de Mar del plata, donde  también tenía domicilio. Además la imputada cuenta con familiares en España y eso también fue tenido en cuenta por la magistrada a la hora de resolver. “Hoy presentamos cinco casos, en total de denuncias deben ser 16, un poco más”, explicó la fiscal. Hasta ahora los cinco casos que se imputaron, dan cuenta de una persona que opera sola.

La Jueza de Primera Instancia Dra. Silvia Castelli aceptó la calificación legal presentada por Fiscalía y el pedido de multa con monto a definir; se dictó preventiva efectiva por el plazo de ley. Según la magistrada todos los delitos presentados calificarían como delitos contra la propiedad y sostuvo, refutando a la defensa, que el caso se trata de una estafa y no de una defraudación. “Se acercaba de manera serial a las víctimas”, dijo la jueza en su exposición. Asimismo agregó al contrario de la defensa que manifestó que la imputada había participado de una mediación y que eso demostraba que existió un compromiso con las víctimas, la magistrada sostuvo que si hubo audiencia existe apariencia de delito

La defensa de la imputada estuvo a cargo de la Dr Montel quien solicitó la prisión domiciliaria, como también un embargo y una caución de los bienes de la imputada para los pagos de las acrecencias que posee con sus denunciantes. Uno de los argumentos del defensor fue que la mujer es madre de un menor y no presenta causas anteriores.

Detuvieron a una “fabricante de carteras” por múltiples estafas

 

Comentarios