SALUD

Cirugía percutánea del pie, un método para deshacerse fácil de los juanetes

Todos los gestos quirúrgicos se realizan a través de pequeñas incisiones de no mas de 1-2 milímetro. Las mismas se efectúan las correcciones de las desviaciones de los huesos comprometidos.


El médico rosarino Mario Juanto se especializa una novedosa técnica del americano Stephen Ishampara para combatir el juanetes, patología también conocida como hallux valgus. Afecta principalmente a mujeres y con mas frecuencia mayores. Se trata de una deformidad del primer dedo del pie, el que tiende a desviarse hacia fuera formado en su base una prominencia, la que se inflama y a veces duele, este es el verdadero juanete.

Si bien existe un tratamiento no quirúrgico, modificando el ancho de la punta del calzado y usando dispositivos como separadores digitales para disminuir los síntomas, la gran mayoría terminará en una cirugía. Hasta no hace mucho tiempo el tratamiento quirúrgico se realizaba por abordajes amplios con métodos para mantener las correcciones muy cruentos, como alambres, tornillos, etc. Lo cual demoraba mucho la marcha y la reinserción de los pacientes a sus actividades habituales, sin contar con lo doloroso del postoperatorio.

En la actualidad, con la cirugía percutanea del pie trabajada por Juanto, todos los gestos quirúrgicos se realizan a través de pequeñas incisiones de no mas de 1-2 milimetros, a través de las mismas se efectúan las correcciones de las desviaciones de los huesos comprometidos. Para ello se utilizan fresas de corte lateral impulsadas con un torno como el de los odontólogos.

Consiste en emplear anestesia loco-regional a nivel del tobillo, a veces ayudados con una sedación, en pacientes muy aprehensivos. Junto a su equipo no utilizan tornillos, alambres, ni ningún tipo de implantes, las correcciones se mantienen con vendajes especiales y los pacientes caminan el mismo día de la intervención con un calzado especialmente diseñado para ello; lo que les permite reinsertarse rápidamente en sus actividades diarias.

Además, recomiendan que caminen según la tolerancia de cada uno al dolor, intercalando la estación de pie con descansos periódicos (camina o esta de pie una hora y descansa una hora). La mayoría de los operados, casi un 90 por ciento, manifestaron no sentir dolor en el postoperatotio inmediato, y muchas veces ni siquiera necesitan tomar analgésicos.

Técnica mininvasiva cirugía M.I.S Juanete

Esta técnica consiste en que las correcciones que se realizan en el dedo gordo del pie, en el caso del juanete, se realicen a través de pequeñas incisiones de no más de 2 milímetros.

El desgastar o limar la prominencia que sobresale y la osteotomía (corte en el hueso) se realizan a través de esas pequeñísimas incisiones con unas fresas o mechas de corte lateral, motorizada con un torno muy pequeño parecido al de los odontólogos; y guiado por un sistema radiográfico que nos permite ver lo que vamos realizando.

Además se pueden operar a la vez y en el mismo pie dedos en martillo, metatarsalgia y juanetillo de sastre.

En diálogo con Rosario Nuestro, el doctor Mario Juanto, explicó:

¿Qué tipo de anestesia se usa?
Nosotros utilizamos la mayor parte de las veces anestesia local-regional, realizando el bloqueo anestésico a nivel del tobillo, con lo cual se consigue una excelente anestesia que nos permite trabajar con tranquilidad y sin dolor. En pacientes muy aprehensivos se utiliza junto con una sedación que es realizada por anestesistas.

¿Se utiliza algún tornillo o implante para mantener la corrección lograda?
No, con la técnica por nosotros utilizada no colocamos ningún material de osteosíntesis (tornillo, alambre, clavo, etc.). Se mantiene la corrección mediante un vendaje especial.

¿Se puede comenzar a caminar apenas operada/o?
Inmediatamente, con esta técnica es posible y el paciente debe comenzar a ponerse de pie y caminar el mismo día que se opera, con un calzado de suela dura e intercalando la deambulación con reposo elevando el pie y con hielo. No es necesario permanecer en reposo en cama. Esto disminuye el riesgo de trombosis de los vasos de los miembros y evita el uso de anticoagulantes.

¿Duele mucho el postoperatorio?
Más del 90% de nuestros pacientes dicen tener escaso o ningún dolor, aclarando que se indican analgésicos y antiflamatorios reglados al menos los tres primeros días.

¿Se operan los dos juntos?
No, lo ideal es que se opere de a un pie a la vez, lo que permite y facilita la deambulación inmediata.

¿Esta cirugía presenta eventuales complicaciones?
Si, todo acto quirúrgico puede presentar un resultado no deseado, está en el órden del 0,7% y son tan frecuentes como con las otras técnicas quirúrgicas. Las complicaciones que se presentan con más frecuencia son la re-aparición de la deformidad y la infección de las heridas.

Video:

 

Información detallada para pacientes

El hallux valgus es una patología muy frecuente en los consultorios de los ortopedistas , se trata de una patología con muy alta prevalencia, que afecta principalmente a mujeres y mas frecuentemente mayores. Normalmente se produce en personas que tienen el primer dedo igual o más largo que los demás dedos, en principio ambos sexos tienen la misma proporción de longitud de los dedos del pie o sea de predisposición a padecer juanete, pero el calzado de la mujer tiende a ser más justo adelante, y con elevación del tacón, lo que obliga a los dedos a converger en un punto y dar origen a la deformidad. En las poblaciones que no usan calzado la enfermedad prácticamente no se conoce. También llama la atención que casi todos los jóvenes que acuden a la consulta tienen un familiar con la enfermedad. Esta afectación se multiplica con los años, tanto por la prolongación del uso del calzado inadecuado o poco anatómico, como por los cambios naturales de envejecimiento: hundimiento del arco del pie, separación de los metatarsianos, ensanchamiento del pie, etc. A pesar de lo se dijo en el párrafo anterior, tampoco están exentos las adolescentes y los adultos jóvenes, especialmente del sexo femenino.

Desde el punto de vista anatómico el juanete, cuyo nombre científico es hallux valgus, es una deformación del primer dedo del pie con su metatarsiano que tiende a desviarse hacia el resto de los dedos. En realidad juanete se refiere a la prominencia que aparece a nivel de la porción interna de la cabeza del primer metatarsiano. es decir en la base del dedo gordo del pie; esto en personas jóvenes, pero en pacientes mayores de cincuenta años no sólo se limita a un bulto en la base del dedo sino que se ve acompañado de otras consecuencias, cursa generalmente con artrosis en la articulación del primer dedo, con dedos vecinos en garra o luxados, dolor en la planta, etc..

¿Existe el tratamiento no quirúrgico?
La modificación del calzado, aumentando el ancho de la punta, y el uso de dispositivos como parches o espaciadores interdigitales puede disminuir los síntomas en las formas leves. Sin embargo el tratamiento definitivo es el quirúrgico.
En ese sentido, existen dos líneas establecidas: por un lado, aquéllas que liman el aspecto externo de la prominencia y, por otro, las que corrigen la deformidad realizando osteotomías, o sea realizando cortes en el hueso que modifiquen las deformidades. Lo más apropiado es actuar sobre todos los defectos ocasionados por el juanete y reorganizar el pie en un solo acto quirúrgico, de manera que el paciente pueda iniciar cuanto antes una vida normal y la patología no recidive.

El antepié se debe considerar como una unidad funcional completa y no como pequeñas unidades patológicas, como explicáramos mas arriba cosa que arreglarlo con la operación convencional era muy difícil y riesgoso para los pacientes –heridas demasiado grandes y cruentas-..
Hasta hace poco tiempo solo se realizaban estas correcciones por abordajes amplios, con métodos para mantener la corrección lograda muy cruentos (tornillos, alambres intra óseos, etc.) que demoraban mucho la reinserción de los operados a su rutina habitual, con tiempos prolongados de inmovilización y largos períodos de rehabilitación, sin contar con lo doloroso del postoperatorio y con lo prolongado de la internación.

La cirugía percutánea del pie, o cirugía mínimamente invasiva, permite que todos los gestos quirúrgicos puedan ser realizados en un solo acto quirúrgico, algo que sería inviable con la cirugía convencional.

Se emplea anestesia local, bien mediante bloqueos nerviosos a nivel del tobillo para la cirugía del antepié, bien con bloqueos digitales para la cirugía en un solo dedo.

Realizada la anestesia y con el paciente en la sala operatoria, se procede a realizar esta cirugía de pequeñas incisiones (de 2 milímetros de largo) y para ello, se utilizan fresas materializadas con disposición de corte helicoidal, que al mismo tiempo que cortan permiten la expulsión del material. El cirujano maneja y visualiza las herramientas gracias a un aparato de rayos. Gracias a este instrumental se pueden realizar las osteotomías(cortes en el hueso) necesarias para corregir las deformidades del antepié , en casos que presenten hallux valgus, uno o dos dedos en garra y metatarsalgia (Dolor del antepié central).

Algunos autores han destacado que con la nueva técnica es posible realizar en la misma sesión quirúrgica de ocho a diez osteotomías y cirugía de las partes blandas (corte de los tendones, flexores y extensores).

Según uno de sus creadores el murciano Mariano De Prado, “Una cirugía tan completa era prácticamente inviable en una sola sesión quirúrgica con cirugía convencional, puesto que el acto operatorio y el postoperatorio eran mucho más largos y dolorosos”. Por el contrario, intervenir un antepié de estas características mediante cirugía percutánea lleva una media hora a 45 minutos con excelentes resultados.

No se utilizan ni tornillos, ni alambres para realizar esta intervención quirúrgica, el paciente puede entrar caminando al quirófano y después de la cirugía, con un calzado especial puede salir por sus propios medios.

La mayoría de los pacientes –mas del 90%- manifestaron no sentir dolor en el postoperatorio inmediato, y el hecho de poder caminar rapidamente les permite reinsertarse muy temprano en sus actividades laborales y/o sociales, nosotros recomendamos entre algunas de las instrucciones postoperatorias que se puede caminar según cada uno lo tolere. En este tipo de cirugía es mejor caminar de vez en cuando que permanecer permanentemente sentado, esto mejora también la circulación y previene complicaciones. Si no se sienten molestias importantes, puede retomar sus actividades pero no tiempo completo, sino descansando de a ratos.

 

Dr. Mario Alberto Juanto (Mat. 8179)

Dorrego 216

Teléfono: 0341-4215251

juantomario@hotmail.com
www.alineatupie.com.ar