POR JORGE CÁNEPA

Carta de un músico

Hoy, a las 18, se va a realizar un acto justo, necesario, y, seguramente, emotivo.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 18 de octubre, 2018

Por Jorge Cánepa

Hoy, a las 18, se va a realizar un acto justo, necesario, y, seguramente, emotivo.

Los músicos y amigos se van a encontrar para recordar a Adrián Rodríguez, el bajista asesinado por la desidia y la irresponsabilidad de quienes deberían estar presos, y siguen libres, como si no hubiera pasado nada.

Adrián murió como hubiéramos podido morir cualquiera de nosotros.

Ser músico en Rosario no es una profesión. La mayoría paga para tocar, deambula buscando un lugar para que lo escuchen, lo anuncia como puede y espera que un oscuro propietario de un tugurio mugriento, al que controlan a veces, lo admita e invariablemente le falte el respeto.

En este caso murió un chico… puede seguir ocurriendo. Por eso, hoy vamos a estar. Y a mis amados colegas les digo: no importa la profesión que tenga el hombre, siempre es una lástima no haber sido músico, y a los que no lo entienden así, a los que siguen repartiendo los dineros públicos entre cuatro o cinco supuestos triunfadores, a los que no cuidan la seguridad, a los que siguen lucrando sin la menor infraestructura, al cabo, a los irrespetuosos de siempre, sin duda le llegará la hora de pagar.

La muerte de un joven, la más dolorosa, se siente doble cuando es la de un artista.

Por Adrián Rodríguez hoy vamos a estar presentes en plaza San Martín, Dorrego y Córdoba, a las 18. Y seguramente los músicos van a tocar, para eso tienen esa profesión bendita.

Bandas rosarinas tocarán en reclamo de justicia por el músico fallecido en el Café de la Flor

Comentarios