MONUMENTO A LA BANDERA

Agredieron a periodistas en la marcha por el pedido de desafuero de Cristina

Tres colegas fueron demorados por la policía tras los incidentes.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 22 de agosto, 2018

Este martes en el Monumento a la Bandera, un nutrido grupo de manifestantes pidió que el Senado le quite los fueros a la ex presidenta Cristina Kirchner y vaya presa por corrupción. La marcha también se extendió a Buenos Aires, pero durante la fría noche del martes hubo encontronazos entre algunas personas y la prensa.

Dos periodistas de Canal 3 y otro de Radio 2 quedaron demorados por la policía tras ser increpados en el lugar. Telenoche, por el Tres, estaba en vivo cuando en las imágenes se ve a una mujer recriminándole al cronista Éver Arnoldo que tuvieron que llamar a ese medio para que vaya a hacer la cobertura de la marcha.

“Estábamos tratando de hablar con la gente que quería decir lo que pensaba, cuando me acerqué a la mujer del señor e intenté dialogar con ella y me hizo recriminaciones. Le respondí e intenté girarla para que quede de frente a la cámara, no aceptó y me dijo que la empujaba. Entonces ahí se produjeron un sinnúmero de gritos. Yo estaba al aire y traté de mantener la calma. Entiendo que también había algún problema con mi compañero de atrás de cámara, terminé el vivo y seguían las discusiones”, explicó Arnoldo. Y agregó: “Fuimos atacados, increpados y todavía no entiendo porque estamos acá demorados”.

Por su parte, Gustavo Poles, de Radio 2, contó en Canal 5: “Había un clima muy hostil, con muchas recriminaciones, de a qué hora habíamos llegado a cubrir, o qué hacíamos acá. Les pasó a muchos colegas”. Y continuó: “Lo que pasó se pudo ver en vivo en Canal 3. Un sujeto se aproximó a un camarógrafo que estaba trabajando y lo intentó golpear. El compañero se dio cuenta. Y como yo había estaba ubicado atrás, porque había estado saliendo al aire, le coloqué la mano en el hombro y le dije que tengan cuidado los cables. Y a partir de ahí empezó con una serie de amenazas, tiró unos manotazos, la gente se metió en el medio. Fue una situación innecesaria, un momento muy desagradable”.

 

Comentarios