MALESTAR

Vecinos de Funes denuncian que están viviendo como en 1800: "La venta de terrenos de algunos lotes fue una gran estafa"

"Fue un gran engaño. Y los políticos asistieron a la estafa, sin actuar", aseguró un vecino de la ciudad.


Vecinos de Funes están preocupados por el colapso de servicios esenciales y la afluencia de miles de personas para el verano, lo que podría oscurecer aún más el panorama. "La ciudad no está preparada ni para los que vivimos de manera fija, calculo que para los que vengan mucho menos", aseguró Juan Zanuttini, presidente de la vecinal de Funes City en diálogo con El Puente de Radio Mitre Rosario.

"Es una ciudad que ha crecido mucho en los últimos años y se notan las carencias y las necesidades, es preocupante el tema. Creció de manera abrumadora y el municipio se quedó sin recursos económicos, materiales y de ningún tipo para darle calidad de vida a distintos barrios", agregó.

Los habitantes denuncian cortes constantes en el suministro eléctrico, ausencia de poda y escamonda, calles colapsadas y nulo servicios de transporte, entre otros problemas. "Funes era el jardín de la provincia y hoy tenemos los yuyos a la altura de una persona", aseveró el vecino. "En una ciudad tenes que planificar de algún modo, cómo querés que crezca, por dónde va a venir el transporte. Funes City tiene 1.800 lotes y las personas al norte del barrio tiene 45 minutos caminando para llegar a Ruta 9 para llegar a tomar el primer colectivo", añadió.

"No es cuestión de tirar personas adentro de un barrio, sin poder darle contención a esas personas. Prácticamente se está viviendo como vivían mis antepasados cuando vinieron de Italia y se alojaban en los campos, más o menos es la misma vida. Falta que pase el señor que vendía las velas", dijo Zanuttini.

"Hay otra cuestión del home office, hoy muchos trabajan permanente desde sus casas y en Funes City internet solo llega a medio barrio.

En Funes creció la oferta gastronómica "pero no deja de ser una ciudad chica que no está preparada", puntualizó y anadió: "No creció con la afluencia de gente, es un colapso las calles, la energía eléctrica también colapsa, que se corta ahora que no llegó todavía la mayoría, y se espera que se triplique la cantidad de gente. Los transformadores explotan literalmente".

"Es mucha la infraestructura que falta. Autos, motos que circulan a alta velocidad, no hay manera de controlarlo y eso genera preocupación. El colapso es inevitable", concluyó.

Otro vecino de Funes se sumó a los reclamos: "La venta de terrenos en algunos lotes fue una gran estafa de una inmobiliaria que los promocionó con todos los servicios. Y no tienen ninguno. Fue un gran engaño. Y los políticos asistieron a la estafa, sin actuar. Todo fue aprobado".

"Ahora se vive sin servicios. Cuando está nublado todos buscan velas. La energía se suspenderá seguramente.
Cuando llueve, será un barrial, porque el mejorado supuesto que colocaron fue un maquillaje. Las calles están bombardeadas. La entrada y salida de camiones con materiales las dejaron con cráteres inmensos", denunció.

"En cuanto a mosquitos y plagas, evidentemente la municipalidad no tiene como prevenirlas. Este verano los vecinos vivirán bañados en repelentes. Otra acción no se vislumbra", puntualizó. Y cerró: "Los visitantes que alquilaron casas por 200 y 300 mil pesos por quincena, vienen a pasar un verano para el que, ni la ciudad, ni sus autoridades podrán controlar".

x
Paladini flotante