RADIO MITRE ROSARIO

Utilero del club Atalaya denunciado por grooming: la Justicia no descarta que aparezcan nuevos casos

El joven de 24 años pedía fotos de sus partes íntimas a menores de 15 años por Whatsapp. El vocero del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sebastián Carranza brindó detalles sobre la investigación.


Un joven de 24 años que trabaja como utilero en el club Atalaya fue denunciado ante la Justicia por grooming. Según las primeras informaciones, el muchacho pedía fotos de sus partes íntimas a menores a través de Whatsapp. Hasta el momento cuatro padres realizaron presentaciones ante la Justicia, pero desde Fiscalía no descartan que aparezcan nuevos casos. De los niños y adolescentes involucrados ninguno accedió a la solicitud del sospechoso, quien permanece en libertad.

Según el vocero del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sebastián Carranza, los cuatro relatos de los denunciantes son coincidentes. "Lo que relatan (las víctimas) es el pedido de fotografías íntimas a través de Whatsapp", explicó al aire de una entrevista en el programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario y aclaró que la fiscal Graciela Argüellles de Delitos contra la Integridad Sexual, que lleva adelante la causa libró una serie de medidas para saber si el joven solicitaba a una contraprestación a cambio de las fotos".

"Tenemos entendido que podrían ingresar algunas denuncias similares en las próximas horas", reveló, además, el representante del organismo, aunque se mostró cauteloso frente a las medidas tomadas para establecer lo sucedido. En ese sentido, aseguró que la Fiscalía se puso en contacto con el club situado en Juan Manuel de Rosas al 2500, en el corazón del barrio República de la Sexta. "Por el momento todo es materia de investigación y la fiscal está recabando la evidencia para realizar una audiencia imputaiva en los próximos días", remarcó.

Grooming: pena máxima y mínima

El delito de grooming tiene una pena que va de 6 meses a 4 años de prisión "dependiendo de las particualridades de caso", señaló Carranza e indicó: "Obviamente si encontramos un caso de múltiples denuncias los agravantes serán distintos". Por el momento, la fiscal se encuentra en pleno proceso de relevamiento de pruebas. El utilero fue desplazado de la institución pero permanece en libertad.