PROFUNDO DOLOR

Último adiós a Miguel Lifschitz: por la pandemia no hay velorio, pero sí una despedida en la Biblioteca Argentina

La familia del exgobernador decidió que no haya velatorio para evitar aglomeraciones. Desde la noche del domingo y durante este lunes estará la posibilidad de acercarse a dejar una muestra de afecto hacia el referente socialista.


Los restos de Miguel Lifschitz no serán velados, de acuerdo a la decisión que tomó su familia para evitar aglomeraciones en medio de la pandemia. Desde la noche del domingo, pasadas las 22.30, amigos y allegados al exgobernador se acercaron a la Biblioteca Argentina de Rosario, el mítico edificio ubicado en Pasaje Álvarez 1550, para darle el último adiós al referente socialista. Durante este lunes continuará la posibilidad para acercarse a brindar muestras de afecto.

Tras confirmarse la noticia del fallecimiento de quien fuera intendente de la ciudad en dos períodos, entre 2003 y 2007 y desde ese año hasta 2011, luego de varias semanas internado en terapia intensiva por las complicaciones derivadas del coronavirus, su familia comunicó que no iban a realizar un velatorio debido a la pandemia.

Al convocar a quienes quisieran brindar su afecto en una última despedida a Lifschitz, distintas personalidades de la política santafesina comenzaron a llegar a la Biblioteca Argentina, cuyas refacciones inauguró en 2019 el propio exgobernador, pasadas las 22.30. Arribaron Mónica Fein, Raúl Lamberto, Gustavo Zignago, Enrique Estévez, Joaquín Blanco, Maximiliano Pullaro, Juan Cruz Cándido, Maria Eugenia Schmuck, Franco Bartolacci, Horacio Ghirardi, Alicia Ciciliani, entre otros.

Cerca de las 23.30 llegó su esposa, Clara García, quien se encontraba notablemente conmovida y de inmediato recibió el cariño y abrazos de amigos y allegados presentes en el lugar. Vecinos y vecinas de Rosario también se acercaron al emblemático espacio cultural.

x
Paladini flotante