PROTESTA

Transportistas de personas con discapacidad se manifestaron frente al Pami y reclaman una deuda de 6 meses

"Jamás cortamos el servicio y no queremos llegar esa instancia", advirtieron desde el sector.


Durante la mañana de este lunes frente a la sede de Pami en San Lorenzo al 900, trabajadores transportistas de personas con discapacidad se manifestaron en reclamo de una deuda de seis meses que sostiene la entidad para con ellos. Remarcaron que no cortaron el servicio en ningún momento durante la pandemia y que no quieren llegar a esa instancia, aunque advirtieron que de esta manera no podrán "estar mucho tiempo más".

Al respecto, Horacio Casas, vicepresidente de Atraes, dijo: “Estamos reclamando los seis meses de deuda que tiene el Pami con los prestadores de discapacidad. Hemos tenido ya tres reuniones y la directora nos dice que Buenos Aires tiene que hacer las transferencias. Hemos tenido comunicación con el director de discapacidad de Pami central en Buenos Aires, que nos dice que está todo auditado, listo para el cobro, pero la plata no está”.

Tenemos siete facturas adentro, nunca hemos dejado de prestar el servicio y atender al discapacitado. Esto nos llevó para hacer esta movilización para el reclamo del paro”, afirmó el referente de la asociación que nuclea a los trabajadores del sector y agregó: “Tenemos un buen diálogo, pero este mes ya nos reunimos tres meses y ellos dicen que en Rosario ya hicieron todo bien, auditaron todo y que falta que Buenos Aires pague. Debe haber un problema entre ellos y nosotros estamos en el medio”.

Consultado sobre las complicaciones que está deuda les trae de acuerdo a los costos que deben afrontar, señaló:  “Mantenemos las unidades, pagamos los choferes, todos los gastos del vehículo, tenemos que tenerlo en condiciones para atender a las personas con discapacidad. No tenemos respuestas y así no podamos estar mucho tiempo más, pero no queremos cortar la prestación. Jamás lo cortamos y no queremos llegar a esa instancia”.

El Pami tiene que entender que nosotros no llevamos encomiendas, no podemos dejar de atenderla a esta gente, que es muy sensible, que tiene muchos problemas. Les llevamos pañales, cosas de rehabilitación, tenemos mucho trabajo en esto y no podemos dejar a la persona con discapacidad sin atención”, continuó Casas, que se respondió sobre qué pasará si esta situación se extiende para cuando esté disponible la vacuna del coronavirus y tengan que entregarla: “No vamos a arrancar hasta que no achiquen la deuda y nos prometan que cada 30 días haya un pago. Podés tener uno o dos meses adentro, pero no seis. Dos boletas adentro, el arancel como corresponde y cada 30 días un pago”.

x
Paladini flotante