LIGA ROSARINA

Testimonios tras el primer clásico oficial de fútbol femenino


Foto: prensa oficial de Central.

En el complejo Bella Vista, se jugó este sábado por primera vez el clásico rosarino oficial de fútbol femenino, correspondiente a la Liga Rosarina. El encuentro finalizó 2-2, en lo que fue un choque con muchas emociones para ambas partes, y disputado hasta último momento.

Vibrante empate en el primer clásico oficial de Rosarina de fútbol femenino

En diálogo con Radio Mitre Rosario, el entrenador de Newell's, Mariano Faurlin, y la entrenadora de Rosario Central, Rosana Gómez contaron sus sensaciones tras lo que fue una experiencia inolvidable para ambos clubes.

"Fue un día con mucha alegría y mucha intensidad. La ansiedad nos hizo levantar muy temprano", compartió el técnico de la Lepra, y expresó: "El balance es súper positivo. Nosotros hace poquito que estamos trabajando, menos de dos meses, y tenemos un plantel muy amplio. Estamos terminando de conocer a las chicas; el equipo está en formación".

En cuanto al partido, Faurlin analizó: "Pudimos llevar adelante lo que habíamos pensado. Nos costó un poco más en el primer tiempo, no entramos tan metidos en lo que teníamos que hacer, y sufrimos un poco el partido ante un equipo que ya tiene mucho más rodaje", y continuó: "En el segundo tiempo nos acomodamos, pudimos darlo vuelta y buscarlo hasta el final. Eso en un clásico es muy valorable".

"Que te saquen el triunfo en el final te da bronca, pero realmente estamos muy contentos con todo lo que estamos haciendo", aseguró el técnico de Newell's.

Por su parte, la DT del Canalla contó sus sensaciones tras el empate: "No estamos alegres por el resultado. Sí tal vez un poco conformes porque pudimos lograr el empate. Una quiere ganar, y más nosotras que teníamos otras exigencias por ser las últimas campeonas y teniendo un poco más de tiempo de trabajo que Newell's", lamentó Gómez, y agregó: "En frío uno piensa que estuvo bien y el empate fue positivo para los dos".

"En el primer tiempo, además del gol, tuvimos las jugadas más claras. En el segundo tiempo, nos empatan a los cinco minutos por una pelota parada y llegan al empate", comentó la entrenadora, y disparó: "Fue parejo y el resultado estuvo bien. Lo pudimos ganar en el final si el árbitro nos cobraba el penal que no cobró".

"Para el fútbol femenino fue un día histórico, una fiesta del deporte para la ciudad porque, además de ser el primer clásico, se disputó a puertas abiertas con hinchadas de los dos lados, y con mucho público, el marco fue excelente", concluyó Gómez, en lo que sin dudas fue un día inolvidable para Rosario.

x
Paladini flotante