asesinato en coronda

El Servicio Penitenciario le apuntó al Poder Judicial: “Segovia no estaba seguro en el pabellón 1”

Había sido trasladado en marzo desde un sector de máxima seguridad de la prisión.

Por Rosario Nuestro Redes

martes 24 de abril, 2018

Lucía Masneri, Directora de Relaciones Institucionales del Servicio Penitenciario, brindó una conferencia de prensa en la Sede de Gobierno de la ciudad de Rosario, debido al crimen de Ariel “Tubi” Segovia dentro de la cárcel de Coronda en la tarde de este martes. La funcionaria dijo que el detenido “no estaba seguro” en el pabellón donde se encontraba alojado. El cambio se dio el 14 de marzo de este año, cuando la justicia ordenó trasladarlo  de una zona de máxima seguridad a un pabellón de régimen común, en dónde se limitan las medidas de seguridad.

“Esto es algo que pasa permanentemente, el poder judicial, entrometiéndose en las facultades del poder ejecutivo y del servicio penitenciario”, señaló Masneri. La directora ademas comentó que Segovia “no estaba seguro ahí”, ya que se conocen las vinculaciones criminales tanto afuera como adentro de las unidades penitenciarias, pero él manifestó que “podía compartir con todos los que estaban ahí”.

Quien solicitó el traslado fue el mismo Segovia. Cuando firmó la autorización para el cambio, afirmó que no iba a tener ningún problema de convivencia con otros internos. Cuando un interno ingresa al pabellón, se le informa los nombres de las otras personas que se encuentran ahí. Lo mismo sucede con los internos que ya se encuentran en el pabellón, y muchos solicitan el traslado.

Los hechos relatan que a las 16:25 ingresó la guardia a la unidad uno, del pabellón ocho. Se produjo un foco ígneo en el pabellón dónde posteriormente fue encontrado muerto Segovia. Cuando se realizó el control del lugar en general, se encontró al interno ya fallecido.

En las primeras horas se comentaron varios motivos de la muerte de “Tubi”, pero la hipótesis del suicidio no es la primera, debido a la forma en la que se encontró el óbito. “El cuerpo estaba en el piso y había sangre en la celda”, agregó la directora.

Con respecto a los hechos de violencia, la justicia determinará la situación mediante las cámaras, cuyas grabaciones ya están dispuestas a la policía y Fiscalía. Según Masneri, el interno debía estar en un sector diferenciado, para cuidar su integridad física y la otras personas.

Con respecto a la escena, aparte de encontrar el cuerpo en el piso y la sangre, se presentó un cable, con el cuál habrían ahorcado al interno, pero Masneri dijo que puede haber sido colocado después del crimen y que la autopsia será la que confirme si fue ahorcado.

Las celdas en los pabellones comunes se abren en el momento en el que se abre el pabellón, por lo tanto, la directora reiteró que no era un lugar seguro para el interno. Con las grabaciones de las cámaras de seguridad, se podrá ver quién o quiénes ingresaron a la celda de “Tubi”.

El interno tenía buena conducta dentro de la cárcel, y con buena conducta se refieren a que había aprendido a seguir el régimen del orden penitenciario, no significa que haya internalizado las reglas sociales. Si bien había custodia, el hecho sucedió dentro de la celda, por lo tanto las cámaras serán el primer paso para comprender los hechos.

El “foco ígneo” no fue generalizado, fue adentro de otra celda, en la misma ala. No implicó una situación de violencia y no estaba vinculado con ninguna gresca.

Comentarios