tras 6 días internado

Se despertó Benjamín: la emoción del papá al enterarse del milagro

El nene de 8 años, herido por una bala perdida cuando precalentaba para jugar un partido en el club Pablo VI, movió la cabeza, habla y mira dibujitos. Permanece en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela.


El milagro por el que tanto pedían los padres de Banjamín, que se hizo extensivo a toda la ciudad, finalmente se produjo. El nene de 8 años herido por una bala perdida en el cráneo mientras precalentaba para jugar un partido de fútbol en el club Pablo VI, de Seguí y Garzón, que permanece internado en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela, se despertó en las últimas horas luego de seis días. El niño movió la cabeza,  ya habla y mira los dibujitos.

"Gracias por esa última oración que hicimos antes de irnos a dormir", expresó Javier, el papá del nene, desbordado de emoción. El hombre, que no se movió del efector ni un segundo, contó que la última plegaria por la salud de su hijo durante la cual estuvo acompañado por cuatro amigos en la puerta del hospital, había sido potente, "con toda la fe del mundo".

"Nos habíamos quedado hablando abajo de un árbol sobre Dios, sobre pruebas de vida, sobre cómo cambia la gente", relató a través de un audio de Whatsapp, aún conmovido y agregó que se encontraba profundamente dormido en la camioneta en la que acampa en en ingreso del Vilela cuando le golpearon el vidrio y lo despertaron para darle la noticia.

"Te llaman de terapia", le dijo una empleada de seguridad. Cuando llegó a la sala la enfermera lo tranquilizó y pronunció la frase que había esperado en la semana que duró la agonía: "Benjamín está despierto mirando los dibujitos"."Casi me muero, se me salía el corazón por la boca", confesó  y reveló que Benja "estaba lo más pancho". "Gracias Dios, gracias a todos ¡qué guerrero que es mi hijo!", concluyó Javier con la voz quebrada.

Caso Benjamín: "Cuando demos con el responsable, espero que la Justicia esté a la altura"