VIDEO

Preocupación por el posible cierre de gimnasios si se retrocede de fase: “Sería irresponsable que vuelvan para atrás”

Lo afirmó Matías Vidondo, exboxeador y titular de gimnasio, quien pidió "apelar a las responsabilidades individuales" y criticó las marchas, dando como ejemplo la de los hinchas de Newell's pidiendo por la llegada de Messi.


Frente al aumento de casos de coronavirus en Rosario, cada vez crece más la posibilidad que se decida un retroceso de fase, lo que llevaría a restringir actividades habilitadas. Uno de los sectores que más en alerta está ante esto es el de los gimnasios, cuya situación sería casi terminal de sufrir un nuevo cierre. A principios de mayor pudieron reabrir sus puertas siguiendo un exigente protocolo y con capacidad reducida, lo que les representa apenas un alivio.

Matías Vidondo, el ex púgil campeón argentino y sudamericano de pesos pesados, es titular del gimnasio Rosario Club de Boxeo ubicado en Mitre al 700, en pleno centro de la ciudad. Brindó su opinión sobre lo que representaría un retorno a alguna instancia anterior de la cuarentena y cuestionó a las autoridades, si toman esa decisión: “Me parece una medida extremadamente irresponsable por parte de los dirigentes si vuelven todo atrás y nos cierran todo. Vivimos de lo que generamos, no tenemos ningún tipo de ayuda. Durante la cuarentena estuvo a punto de cerrar todo. Decía ‘cierro todo y me voy a la mierda’. Es muy difícil la situación”.

Hay que apelar a las responsabilidades individuales, si querés hacer una marcha para que venga un jugador multimillonario a tu club, o una marcha porque estás en contra de esto o aquello, es irresponsable. Hay que cuidar a los adultos, a las personas de más de 70 años, es fundamental”, señaló en diálogo con Rosario Nuestro dando entre los ejemplos la caravana de hinchas de Newell's de este jueves por la tarde, pidiendo por la llegada de Lionel Messi. 

Sobre cómo se adaptaron a las normas sanitarias exigidas para poder reabrir, Vidondo contó: “A partir del 8 de mayo que nos autorizaron con el protocolo, es un trabajo distinto, es un gimnasio de boxeo y no un gimnasio de pesas, la preparación es distinta. Nos basamos en una clase de 40 minutos con capacidad limitada, no más de diez personas, para respetar el distanciamiento. Los alumnos firman la declaración jurada, se toman la temperatura, se higienizan y bajan, además usan sus propios guantes y vendajes”.

“En condiciones normales acá no tenés restricciones, ni de días, ni de horarios, ni de capacidad. Cada uno viene con sus guantes, sus vendas, trabaja con sus colchonetas y su bolsa. Termina el entrenamiento, cada uno limpia e higieniza lo que usó y se van a sus casas. Después de 10 o 15 minutos entra el otro turno, entonces nunca se juntan, estamos muy organizados”, continuó el exboxeador y cerró: “Antes teníamos seis clases por día más los alumnos personalizados y ahora tenemos diez clases por día para poder mantener la estructura, quienes trabajamos, los gastos fijos que hay, el alquiler, pero la gente ha respondido muy bien”.

Mirá la nota completa

Cómo es el protocolo de entrenamiento en los gimnasios en la pandemia.

Publicado por Rosario Nuestro en Viernes, 28 de agosto de 2020

x
Paladini flotante