ROSARIO

Picada fatal: “No quiero domiciliaria, tiene que ir a la cárcel”, pidió la única sobreviviente sobre uno de los conductores

Cintia Díaz, esposa de David Pizzorno y mamá de Valentino, las víctimas del trágico hecho del 20 de marzo, señaló: “Quiero que los jueces vean bien, que los médicos presten bastante atención".


Luego que uno de los conductores que provocó el siniestro fatal en el que murieron David Pizzorno y su hijo Valentino de 8 años el pasado 20 de marzo, fuera dado de alta, este viernes por la mañana familiares y amigos de las víctimas se manifestaron frente a Tribunales, en medio de la junta médica que se llevaba a cabo. “No quiero domiciliaria, tiene que ir a la cárcel”, pidió Cintia Díaz, esposa y mamá de los fallecidos.

Lo que pedí desde el primer día es justicia, que es lo único que pido y voy a pedir hasta mi último momento. Que los jueces presten atención, vean bien y no quiero que tenga domiciliaria, que cumpla la condena en una cárcel como tiene que estar, porque ayer tuvo el alta y estuvo con su familia, pudo disfrutar de su familia. De mi familia yo no pude disfrutar más desde aquel 20, él tiene que estar preso”, aseguró la mujer a su llegada a Tribunales.

“Quiero que los jueces vean bien, que los médicos presten bastante atención, no quiero que esto termine como un caso más, quiero que se haga justicia”, continuó Cintia y agregó: “Estamos esperando a ver qué analizan los médicos y después la imputación. Los fiscales se están moviendo muy bien, están haciendo su trabajo excelente, no puedo decir nada, pero acá el problema son las leyes, que siempre terminan avalando a los delincuentes, a los asesinos”.

Además, enfatizó en que la junta médica tenga en cuanta que “hay un montón de casos de gente que está detenida en cárceles que puede estar detenida ahí con problemas como el de él", y ratificó: "No queremos prisión domiciliaria, mató, arruinó vidas, tiene que estar detenido en una cárcel” 

x
Paladini flotante