opinión

Obesidad y coronavirus: la relación con casos graves y pacientes jóvenes


Por: Dr, Jorge L. Harraca Mat: 8303
Jefe del Sevicio de Cirugía Bariátrica del HPR
Director del centro de Cirugía Bariátrica

En  la última década a nivel mundial, la sociedad toda incorporó el concepto de la obesidad como enfermedad en sí misma y como causante de enfermedades asociadas como la hipertensión y la diabetes, ambas, factores de disminución de expectativa de años y calidad de vida. Hoy es muy bien conocida la relación entre estas enfermedades y la necesidad del control de la obesidad para evitar sus consecuencias.

A pesar del avance del conocimiento médico sobre estas enfermedades, una nueva afección sorprendió al mundo y nos puso ante nuevos desafíos. Si bien recién inicamos el tránsito por esta pandemia originada por un virus, los científicos de todo el mundo están enfocados en producir nuevas observaciones que nos permitan controlar este mal.

Mirá también

Panóptico

Precisamente una reciente publicación del New York Times puso en foco a la obesidad y su relación con el Covid 19 en pacientes menores de 60 años. Diversos investigadores, autores de diferentes observaciones determinaron y comunicaron el factor de riego que significa la obesidad con relación al Covid-19.

Asimismo, investigadores chinos publicaron en The Lancet que los pacientes de Covid-19 con un alto índice de masa corporal tenían más del doble de riesgo de padecer neumonía grave que aquellos con un IMC más bajo.

En Louisiana y el sur de Misisipi en un sistema con 41 hospitales, el Dr. Leo Seoane, concluyó que el 60% de los pacientes hospitalizados con Covid-19 eran obesos y que la obesidad parecía casi duplicar el riesgo de necesitar un respirador.

Los nuevos hallazgos sobre los riesgos de la obesidad son malas noticias para todos y particularmente en un grupo etario que parecía tener un riesgo menor como lo eran los menores de 60 años que, de padecer obesidad, su riesgo de gravedad por covid 19 estaría aumentado. En síntesis, a lo que conocemos sobre el impacto de la obesidad sobre el organismo, tenemos que sumarle nuevos factores de riesgo.

Todo esto indica la necesidad del tratamiento de la obesidad y del uso de los recursos conocidos y efectivos como, en casos indicados, la cirugía bariátrica, que ha mostrado los mejores resultados alejados en cuanto control y mantenimiento del peso descendido especialmente en aquellos pacientes que cumplen con el seguimiento multidisciplinario.

A pesar de lo relevante de las observaciones en cuanto al riesgo de la obesidad  y sus complicaciones,  vemos demoras en los sistmas de salud en acompañar el avance del conocimiento al no actualizar resoluciones obsoletas que demoran y restringen a los obesos a su acceso e inclusive a postergaciones indefinidadas para su cobertura.

Debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos de trabajar todos juntos los que estamos involucrados para hacer de que esta nueva mala noticia de la gravedad que significa la Obesidad en esta pandemia tenga solución sin postergaciones.