conmoción por el caso

"Nunca me pasó esto, trabajé toda la vida en servicios públicos": la versión del taxista acusado de intentar secuestrar a una joven

El chofer se presentó ante la Fiscalía para ponerse a disposición de la Justicia. Su relato de lo ocurrido.


La denuncia de una joven a un taxista por intento de secuestro este fin de semana sacudió a Rosario. A través de las redes sociales, Sofía relató entre lágrimas que un chofer mandó audios sugestivos mientras la llevaba en un móvil al que subió en Pellegrini y España, tras tomar algo con un grupo de amigos. La chica sintió que estaba en peligro y en 27 de Febrero y Entre Ríos se bajó del auto.

Por su parte, luego de la viralización del video y el revuelo mediático generado, Gustavo, el conductor, se desligó de las acusaciones y en declaraciones públicas aseguró: "No soy un pedófilo ni un secuestrador". Además, este martes se presentó ante la Fiscalía para poner a disposición de la Justicia su teléfono celular. Allí lo acompañaron sus dos hijos, Sabrina y Nicolás.

En el marco de una charla con periodistas, Gustavo brindó su versión de lo acontecido. "Esta chica subió en Italia y Pellegrini. Me hizo doblar por España, así que agarré por ahí sin ningún problema", comenzó el taxista. "Tenía el celular en altavoz. No es que estaba con el celular en la mano ni venía mandando mensajes, nada. Cuando paro en 27 y Pellegrini me da el semáforo y mando el mensaje al pibe mío (Nicolás) diciéndole lo que es de público conocimiento, que me espere media hora que tenía un viaje, que ya iba para mi casa, que tenía que pasar por la pizzería".

Precisamente esa presunta conversación con su hijo sobre comida fue lo que, según su testimonio, hizo asustar a Sofía, que pensó que el conductor estaba hablando en clave sobre ella con otro hombre. "En ese momento que hablo así (con su hijo), la chica me pasa la plata y me dice 'cobrame que me bajo'. '¿Pasó algo?', le digo, porque me sorprendió. 'No, quedate con el vuelto'. Me dio un portazo y salió corriendo", continuó el chofer.

El hombre  insistió en que lo que la joven escuchó fue una charla con su hijo sobre lo que comerían esa madrugada. Para reforzar esa versión aseguró que luego del incidente se dirigió a la pizzería, algo que quedó registrado en el GPS del vehículo. "Ella habló todas cosas que no tienen nada que ver. Habló de una medialuna con jamón y queso. Ahí (en la pizzería) no venden medialunas con jamón y queso. Mi hijo lo que me pidió fue un Carlito tostado, no un choripán quemado, como dijo ella".

"Nunca me pasó esto. Trabajé toda la vida en servicios públicos, tanto en colectivos,  como en ambulancias y taxis", manifestó y contó que en la empresa en la que trabaja lo llamaron para hacerle saber que estaba en problemas. A su vez, explicó que su hija fue la que lo anotició de las repercusiones del caso. "'Papi, mirá lo que te está haciendo esta chica'".

Por otra parte, tras ser consultado sobre lo que pudo haber pensado la denunciante al escuchar ese diálogo indicó: "No tengo la menor idea".

En tanto, destacó que Sofía, que señaló que el taxi fue por calle España, incurrió en un error, dado que él tomó Entre Ríos. "Se pudo haber confundido como cualquiera".  Al mismo tiempo, admitió que después de que se bajara de la unidad él continuó mandando mensajes, tal cual afirmó la denunciante. De todos modos, remarcó: "No entiendo que se le pudo pasar por la cabeza", aunque deslizó haber comprendido el susto.

Finalmente, aseveró que su hija intentó contactarse con la chica a través de las redes sociales, pero no tuvo éxito.

x
Paladini flotante