Dos causas abiertas

Nuevas revelaciones aumentan sospechas sobre el funcionamiento de fundación Leo Messi en Rosario


 

Por Ignacio Pellizzón

Tras largos meses sin respuestas ni novedades, finalmente la investigación que se lleva adelante en Rosario sobre Fundación Leo Messi (FLM) da sus primeros pasos. La Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) de la provincia de Santa Fe emitió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a la Unidad de Información Financiera (UIF) para que investigue acerca de un dictamen que el organismo de control santafesino elaboró.

En éste se resalta que para la IGPJ resulta “llamativo” que el patrimonio total de Fundación Leo Messi en Rosario sea de solamente $50.000 y que sus “activos” como sus “pasivos” arrojen una ecuación perfecta que de como resultado “0”, lo cual para los investigadores locales es un dato que genera más dudas que certezas.

La última información que se había revelado respecto al accionar de la IGPJ en esta causa, fue lo publicado en Rosario Nuestro el 9 de noviembre de 2018 (https://rosarionuestro.com/la-fundacion-de-messi-podria-ser-bloqueada-por-no-presentar-documentacion/) en el que se señala que desde el organismo de control -IGPJ- advertían que si los abogados de los Messi no presentaban en un cierto plazo estipulado todos los balances, memorias y demás papeles de la entidad, ubicada en calle Alvear 1670 piso 11 en Rosario, se corría el riesgo de que la Fundación fuera bloqueada para llevar adelante una serie de acciones y actividades.

De acuerdo con la información disponible en la IGPJ de Santa Fe, la Fundación Messi no presentó balances en el país, pese a que firmó en la Argentina convenios de patrocinio con distintas empresas.

Esta situación le valió dos inspecciones de oficio por la delegación local de la IGPJ provincial. Los inspectores enviados al domicilio informado como sede de la Fundación en la ciudad no encontraron ninguna actividad relacionada con ella.

En septiembre la Fundación hizo una presentación en la delegación de la IGPJ que “fue observada”. Por este motivo, se le pidieron más precisiones sobre los fondos vinculados a los contratos por la imagen del jugador.

En el entorno del padre del jugador, Jorge Messi, habían asegurado que "los balances sí fueron presentados en su momento ante la AFIP" y que la no presentación ante la IGPJ santafesina se debió a que "la estructura administrativa es muy chica y el asesoramiento en los primeros año no fue el adecuado". Y aseguraron: "Estamos muy tranquilos. Todo está en regla".

Otra curiosidad

Tal y como reflejó este medio junto con Infobae y diario ABC de España, FLM en Rosario recibe por parte de la entidad de España unos 73 mil euros anuales o unos 6 mil euros mensuales que se destinan al pago del alquiler de la oficina que se encuentra a dos cuadras de los tribunales provinciales en la ciudad.El dato surge del balance presentado en España -ejercicio 2016-17-, donde por primera vez figuran los gastos de la Fundación en Argentina.

Esto no sería un dato menor, ya que según las hipótesis que se barajan en Europa se habrían incorporado a los papeles estas cifras para poder cumplir con la legislación española que exige el aporte del 70% de los ingresos a proyectos sociales.Esto le da el beneficio a la Fundación de no tributar impuestos al fisco español sobre ese dinero que recibe con un fin de ayuda social.

En base a la declaración de un interlocutor de Jorge Messi, publicado por Infobae, el dinero enviado a la entidad benéfica en Rosario no sólo incluye el abono a la oficina, sino que "incluye el alquiler de otro inmueble en la calle Tucumán utilizado por la Fundación para la inclusión de chicos humildes en el deporte".

Según averiguó Rosario Nuestro no hay rastros ni registros de una institución financiada por la Fundación Leo Messi que funcione en Rosario y que se ubique por calle Tucumán. Inclusive, el director de Clubes de la Municipalidad negó tener conocimiento de la “existencia” de un inmueble que funcione como tal.

Otra curiosidad que genera un interrogante es que la oficina por la que FLM paga unos 6 mil euros mensuales pertenece a la empresa LIMECU (acrónimo de Lionel Messi Cuccittini), la cual se conformó para comercializar los derechos de imagen del jugador, entre otras actividades. Por lo tanto, ¿por qué la Fundación de Messi le pagaría un alquiler a una empresa que es propia? O, dicho de otro modo, ¿por qué la entidad se paga así misma un alquiler?