CNN RADIO ROSARIO

Mercados negros de celulares: por qué siguen los robos y cómo no ser engañado en la compra

El ingeniero Julio Martínez Cartier, jefe del departamento de Cibercrimen de la policía de Buenos Aires, dialogó con el periodista Marcelo Fernández y dio precisiones sobre esta actividad delictiva.


No importa las medidas que implementen las grandes compañías de telefonía celular, tampoco el trabajo de la policía para dar con los implicados, la actividad de robos de celulares perdura en el tiempo y es una práctica, hasta el momento, que parece nunca acabar. En relación a esta situación, el ingeniero Julio Martínez Cartier, jefe del departamento de Cibercrimen de la policía de Buenos Aires, dialogó con el periodista Marcelo Fernández para el programa Con Sentido Común por CNN Radio Rosario.

En el país, como también otras partes del mundo, existe el mercado negro de celulares. "Los teléfonos de alta gama no tienen servicios por terceros, tienen que ir a la central, esos teléfonos cuando se roban es muy difícil su adulteración para reinsertarlos en el mercado local, por eso los desguazan para repuestos. Algunos lugares que hacen services tienen laboratorios donde separan con calor las pantallas, los módulos, los conectores para la carga, la partes de teléfono que más sufren y más recambio que puede necesitar un móvil", detalló Martínez Cartier.

Secuestraron celulares robados en dos locales del centro de Rosario

El jefe del departamento de cibercrimen reconoció que si bien no es tan fácil reinsertar los teléfonos que se roban "ya existe una actividad hecha". En ese sentido, agregó: "Lo que hacen en el mercado negro es cambiarle elImei a los celulares robados para poder reinsertarlos". El IMEI (International Mobile Station Equipment Identity en inglés) es un código de 15 dígitos pregrabado por el fabricante para identificar cada equipo móvil, lo que sería el equivalente a la patente de un automóvil.

"Desde que empezamos inspecciones a las galerías hemos visto una merma de esta actividad, sin embargo tenemos informes de que algunos cruzan la frontera", sostuvo el funcionario. Y recomendó: "Lo que aconsejamos es que cuando uno compre un teléfono usado primero busque hacerlo con una persona conocida y cercana, y si recurre a un local, primero consulte en el Enacom el número de Imei, ingresa los 15 dígitos para saber si fue robado".

Por último, contó: "Nosotros trabajamos en los controles para detectar los teléfonos robados, se secuestra los dispositivos y la gente queda detenida. Hay 204 detenidos en lo que va del año por este delito, 392 si sumamos el año pasado".