Banderazo

Marcha ''en defensa de las libertades'' en el Monumento y en distintos puntos del país

La marcha que comenzó siendo en contra de la posible expropiación de la empresa Vicentin, se transformó en una protesta contra el kirchnerismo y la cuarentena que decretó el Estadio nacional de Alberto Fernández. La misma tuvo una gran convocatoria en el Monumento Nacional a la Bandera y se replicó


En Rosario la marcha que comenzó siendo en contra de la posible expropiación de la empresa Vicentin, se transformó en una protesta contra el kirchnerismo y la cuarentena que decretó el Estadio nacional de Alberto Fernández. La misma tuvo una gran convocatoria en el Monumento Nacional a la Bandera y se replicó en otros puntos del país.

Este jueves feriado por conmemorarse el Día de la Independencia, las concentraciones se replicaron en distintas localidades del país, las más fuertes sucedieron en Buenos Aires , Santa Fe (Avellaneda) y Tucumán. Al mediodía se organizó una marcha a favor de la estatización de la empresa de agronegocios Vicentin, liderada por el sindicato de Aceiteros y apoyada por otros gremios y organizaciones no gubernamentales. Y para las cuatro de la tarde se convocaba una contramarcha.

Pasadas las 16:30 el Monumento se llenó con autos, pancartas y banderas que reunieron frases ‘’anticuarentena’’ y en defensa de las libertades.

Una mujer relató: “Estamos acá con mis amigas por la libertad, porque este gobierno nos está dejando sin reservas, sin exportaciones, sin libertad”.

Otra mujer comentó: “Nos quieren encerrados, a este gobierno le conviene este contexto”. Y cuestionó medidas de prevención como el uso del barbijo.

“Quiero vivir en una república, no en Venezuela. Quiero un presidente estadista, no un títere”, dijo un hombre que también había llegado al Monumento.

“Queremos libertad, porque así están fundiendo al país. Quieren un país fundido para manejarlo a su antojo, como pasó en Venezuela”, opinó un joven.

Muchos manifestantes también expresaban su “repudio” a la liberación de “corruptos como Amado Boudou y Lázaro Báez”.

 

Autoconvocados “Campo + Ciudad”

Productores agropecuarios de diferentes puntos del país adhieren al “Banderazo” que se realiza esta tarde del “Día de la Independencia”. Los integrantes del movimiento de productores autoconvocados “Campo + Ciudad” afirmaron que la marcha se organizó “por la libertad, la Justicia, y el bienestar de los argentinos”, y que se realiza en más de 70 localidades, incluyendo movilizaciones de apoyo en diversas ciudades del exterior.

La localidad santafesina de Avellaneda, epicentro de la lucha en contra de la expropiación de Vicentín, fue uno de los focos más importantes de protesta. Allí está radicada la empresa Vicentin, y donde los organizadores convocaron a la comunidad a manifestar su rechazo al avance del gobierno nacional sobre la propiedad privada.

Los reclamos en Avellaneda, Santa Fe (Foto: captura de TN).

La manifestaciones registran dos puntos de convocatoria importante en el Obelisco, en el centro porteño, y frente a la Quinta presidencial de Olivos, donde bajo la consigna de “Banderazo por la libertad” se escucharon voces de protesta contra el gobierno del presidente Alberto Fernández. También se registraron fuertes cacerolazos en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

Pero además, manifestaron: “Nos solidarizamos con los comerciantes que se están fundiendo, mientras el presidente se empeña en una cuarentena insostenible, con los productores que sufren violencia ante la inacción de las autoridades, y con los jubilados que, tras una vida de aportes, ven sus ingresos recortados por decreto.”

Y agregaron: “Pero, sobre todo, marchamos por los jóvenes y los niños, por su futuro, por el destino de un país que tiene todo para ser grande, si logra cortar las cadenas que lo amarran a una dirigencia autoritaria y corrupta”.

Los organizadores de la convocatoria, informaron que la misma se lleva adelante con las mismas precauciones que en la del pasado 20 de junio en cuanto a la pandemia de coronavirus. Pidieron a todos los asistentes que utilicen barbijo, que respeten el distanciamiento social entre personas, sin descender de sus vehículos allí donde sea posible y preservando a las personas que integran la población de riesgo.