"Sí se puede" en Rosario

Macri: "No podemos aceptar que nos digan, después de haber destruido el país, que son los que saben"

El presidente Mauricio Macri lo afirmó entre la multitud que llenó las escalinatas del Parque España. Luego de las palabras de Patricia Bullrich y M. A Pichetto, el presidente dió un discurso directo al pueblo.


Al grito de “a ver si se da vuelta y Mauricio lo da vuelta”, el presidente caminó entre la multitud hasta subir al escenario. Luego de las palabras de Patricia Bullrich y M. A Picheto, el presidente subió a la tribuna con una sonrisa y comenzó su discurso diciendo: “Es la vez número treinta que vengo a esta maravillosa provincia como presidente, la cuna de la bandera, la ciudad de Messi, la potencia exportadora de la Argentina, santafecinos, gracias de verdad”.

Inició el discurso agradeciendo y lo finalizó de la misma manera, cargado de palabras de emotividad: “Quiero agradecerles por entender que tenemos que ser protagonistas y que el futuro depende de nosotros, gracias por aguantar”.

“Estamos acá para decir que sí se puede y que lo escuche todo el país. No nos vamos  a quedar mirando cómo nos roban el futuro, fueron muchos años hablándonos con el dedito desde el atril, con esa forma de ejercer el poder que rechazamos”, indicó marcando una diferencia de discurso con el kirchnerismo.

Primero el presidente historizó la actividad política “somos una mayoría que nos quedamos con miedo mirando la política de lejos. Fueros muchos años que nos equivocamos porque dejamos un espacio vacío y ese espacio lo tomaron y fueron por todo hasta por nuestra libertad”, afirmó y agregó: “Pero de apoco fuimos despertando”.

Luego, siguiendo la estructura narrativa de una oración, preguntó a la tribuna:

“Ahora quiero preguntarles y que me contesten desde el corazón: ¿creemos que la honestidad es importante?, ¿que el que gobierna tiene que estar al servicio de los ciudadanos?, que de la mano de la educación y el trabajo ¿vamos a progresar?, ¿qué hay que combatir a las mafias y los narcotraficantes?, ¿creemos en una justicia independiente?, ¿que tenemos que decirles basta de impunidad para siempre?”

Y el público respondió “Sí creemos” y luego les respondió, “esas cosas nos trajeron hasta aca para poner una argentina de pie para siempre”.

Luego el presidente leyó unos carteles de la tribuna  que decía “Los gatos caen de pié”, con el cual bomeó y comentó “Cuántos gatos hay acá” y la gente respondió con cantos “Hay gato para rato”.

Por último Macri resumió: “Llegar acá fue más difícil de lo que pensamos, los problemas estructurales requieren tiempo para resolverlos pero no nos equivocamos cuando dijimos que si nos ponemos juntos a trabajar todo lo vamos a resolver. Ya demostramos que se puede gobernar sin miedos ni odios de por medio, que podemos dialogar”.

“Podemos tener una política social sin clientelismo, respetando a la gente llevando el Estado a donde nunca llego y teniendo el mismo comportamiento con los amigos y  los adversarios”.