a la espera del juicio

Los dos conductores imputados por la picada mortal en zona sur seguirán presos

Los dos hombres que participaron en la destreza de velocidad en marzo pasado, en la que murieron un papá y su hijo, seguirán tras las rejas después que sus abogados solicitaran prisión domiciliaria.


Los dos imputados que participaron de la picada que terminó en tragedia en marzo pasado en zona sur seguirán tras las rejas por el plazo que dicta la ley. La semana pasada, Germán S., el más comprometido de los dos, solicitó la prisión domiciliaria por medio de sus abogados y la Justicia lo rechazó.

Este miércoles, el conductor del otro vehículo que participó en la destreza de velocidad en Avenida del Rosario y Ayacucho, Pablo M., solicitó la misma petición. Sus abogados Ignacio Carbone y Renzo Biga pidieron el arresto domiciliario. Sin embargo, los fiscales que intervienen en el hecho, Walter Jurado y Valeria Piazza Iglesias de Homicidios Culposos, no dieron el visto bueno y solicitaron que el acusado siga tras las rejas.

Finalmente, el juez penal de primera instancia Facundo Rodrigo Becerra resolvió que Pablo M. continúe en prisión efectiva por el plazo que dicta la ley hasta que se concrete el juicio.

Por otra parte, los abogados de este último acusado cuestionaron la carátula de homicidio simple con dolo eventual con lesiones gravísimas en concurso ideal y en calidad de coautor, ya que sostienen que el auto conducido por el hombre no tocó al Citroën C3 aquel 20 de marzo, en el que murieron David y Valentino Pizorno, de 43 y 8 años.

Los fiscales, en tanto, aseguran que el vehículo rozó al coche de la familia, y después el auto conducido por Germán S. lo embistió de lleno.

x
Paladini flotante