"Lo tenía upa y respondía": el testimonio del DT del nene herido por una bala perdida

Benjamín había sido el primero de su equipo de fútbol en llegar al precalentamiento para jugar un partido cuando fue alcanzado por un proyectil. Permanece internado en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Hospital Vilela.

El caso de Benjamín, el nene de 8 años herido por una bala perdida cuando estaba por jugar un partido de fútbol en las canchitas de Pablo VI, desnudó, una vez más, la trama de violencia urbana que envuelve a Rosario. Cristian Flores, el DT del equipo categoría 2011, contó que el niño había sido el primero en llegar al precalentamiento cuando se desvaneció."Lo tenía upa y respondía", expresó en declaraciones públicas, al tiempo que señaló que ni él ni los que presenciaron el episodio se imaginaron que la lesión había sido provocada por un proyectil.

"Lo primero que preguntaron todos cuando se desvaneció fue si había desayunado. Para todos se cayó y se cortó", reveló Flores, aún conmovido por lo que pasó. "Cuando veo que le sangra la cabeza voy y busco el botiquín. Lo asistimos y llamé a la ambulancia, pero no llegaba, así que los padres decidieron llevarlo pero, supuestamente, porque se trataba de un corte en la cabeza", agregó.

El técnico aseguró que no escuchó ningún ruido que le haga pensar que se trataba de un tiro. "Yo lo tenía upa y el nene respondía, se quería como dormir pero respondía a los padres y al profe. "Después nos enteramos de la mala noticia de que había sido una bala perdida", concluyó.

Benjamín permanece estable, aunque delicado, luego de haber sido operado dos veces por los médicos del Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Está en coma farmacológico y con respirador.