RADIO MITRE ROSARIO

La obra pública que “no fue adjudicada supera los $46 mil millones", dijo la abogada Silvina Martínez en la previa del juicio a Cristina


En medio de marchas y contramarchas judiciales que estuvieron a punto de cancelar el juicio y tras el anuncio de que será candidata a vicepresidenta, arranca este martes al mediodía el primer juicio oral y público contra Cristina Kirchner. El último intento por demorar el proceso se desbarató este lunes cuando el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 rechazó las recusaciones contra dos de los tres jueces que integran el tribunal que habían presentado los abogados de Lázaro Báez.

La ex presidenta está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que direccionó la obra pública a favor justamente de Lázaro Báez, su ex socio comercial y amigo de Néstor Kirchner. Será una audiencia por semana, en principio, y se estima que durará más de un año. Una de las novedades en el juicio es que el ahora candidato a presidente kirchnerista Alberto Fernández será uno de los testigos clave del juicio. Fue presentado por la ex presidente y atestiguará en favor de Cristina. Al estar citado como testigo, no podrá ser parte de ninguna otra audiencia salvo en la que le toque atestiguar.

Silvina Martínez, abogada cercana a Margarita Stolbizer y  ex directora de la Inspección General de Justicia, dialogó con Eduardo Conforti en Radio Mitre Rosario y sostuvo sobre la causa en la que se involucra a la ex presidenta que la suma de dinero  de este circuito superaría los 46 mil millones de pesos en materia de obra pública que “no fue terminada ni adjudicada”, además de sobreprecios.

Según la letrada, el argumento por parte de la defensa que sustenta que la causa está llena de vicios y no tiene factibilidad, no es válido. Y agregó al respecto: “Lo que ellos pretenden es hacer una auditoría a todas las obras en todo el país y, en realidad, acá no se está cuestionando el resto sino como se direccionó hacia una provincia; por lo cual pretenden hacer una maniobra para dilatar la causa con un peritaje que demoraría años”.

Asimismo, Martínez subrayó que no ve posible que la causa se caiga y calificó a la investigación de los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques como  “excepcional y pocas veces vista”. Y según la abogada, se encargaron de auditar las 52 adjudicadas a Lázaro Báez y las 26 que fueron finalizadas. “El resto de las pruebas que pide Cristina son improcedentes para esta causa”, agregó.

Por otra parte le consultaron sobre  la posibilidad de que Alberto Fernández acompañe a Cristina Kirchner  al juicio y explicó que eso no va a ser posible ya que el flamante candidato a presidente por Unidad Ciudadana es testigo en esta causa. “El podrá llegar hasta la puerta, pero no va a poder ingresar”, y aclaró que será testigo porque formó parte del Gobierno de Néstor Kirchner como Jefe de Gabinete.

Finalmente dijo que esperan que se unifiquen las causas Hotesur y Los Sauces, pero que eso depende del Tribunal para ver cuando se inicia el juicio. “Esperemos que esto salga lo más rápido posible”, agregó al finalizar.