SU VÍNCULO CON LA REDONDA

La canción del Mundial Argentina 1978, el mayor legado futbolero que dejó Ennio Morricone

El compositor italiano que falleció este lunes a los 91 años fue quien le puso música a la única Copa del Mundo organizada en el país.


Ennio Morricone, el reconocido compositor italiano que falleció este lunes a los 91 años, tuvo fama internacional debido a ser autor de las bandas sonoras de más de 500 películas, por lo que ganó dos premios Oscar. Sin embargo, entre tanta relación con el cine hay un hito que lo vincula directamente con el fútbol y trae para los argentinos un recuerdo tan especial como alegre.

Compuso la canción de la Copa del Mundo Argentina 1978 en la que el seleccionado que dirigía César Luis Menotti conquistó su primer título. Se llamó simplemente "El Mundial", y si bien no quedó entre las más rememoradas de toda la historia del torneo, es ni más ni menos que el mayor legado futbolero que dejó Morricone tras su fallecimiento.

 

Con respecto a esta canción, cabe destacar que se dio a conocer públicamente apenas 20 días antes del partido inaugural, se trató de un tema casi en su totalidad instrumental, salvo en los primeros segundos en los que se escucha “Argentina, aquí el Mundial”. El resto de la misma transcurre entre sonidos de instrumentos de viento y sintetizadores, y un suave coro que tararea.

Pese a que fue el himno oficial del Mundial, no está considerado como uno de los mejores trabajos de Morricone y de hecho, quedó mucho más instalada en la memoria colectiva argentina otra canción: tuvo aún mayor trascendencia aquel tema que en su primera línea decía 25 millones de argentinos jugaremos el Mundial y que había sido escrita por Martín Darré.