POLÍTICA

Juntos por el progresismo

Por Andrés Cánepa


Los políticos pusieron primera en este año electoral y la rosca electoral comenzó antes de lo previsto. A pesar de la pandemia que atravesamos, con olor a rebrote y segunda ola, los espacios representativos empezaron a delinear sus estrategias para la campaña. El eje central es la conformación de un bloque opositor al peronismo, aunque hay sectores del progresismo que no aceptarán la unificación con Cambiemos. Sin embargo, un grupo de la UCR coquetea y ya tiene definido formar parte de este nuevo esquema.

Maximiliano Pullaro, ex Ministro de Seguridad de la Provincia y actual diputado provincial, decidió que junto a su sector van a sumarse a la idea de conformar una fuerza que pueda hacerle frente a los embates del oficialismo provincial y nacional. El peronismo unido se fortalece, es sabido, y ellos quieren contrarrestar ese caudal de votos con una unidad opositora. El NEO, espacio que él conduce, está en tratativas de cara a la contienda de senadores y diputados nacionales de medio término, y no tiene pruritos a la hora de pensar en los actores que participen.

Esta decisión pone sobre el tapete la discusión sobre el futuro del Frente Progresista, Cívico y Social, ya que el espacio del ex ministro es el que garantizó la participación de la UCR en el armado. Pero ante la consulta a distintos actores del Partido Socialista sobre si los convence esta idea, han sido refractarios a la hora de pensar en una unidad con el PRO. Inclusive, el mayor exponente del partido hoy, el ex gobernador y actual Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Miguel Lifschitz, dijo que “no es lo que está pidiendo la sociedad hoy”.

Mirá también

Olmedo y Rosario

Por lo cual, dadas las circunstancias, el escenario tripartito continúa vigente, pero sin el apoyo de la UCR prácticamente en su totalidad hacia el Frente Progresista. Esto debilita al espacio conducido por Lifschitz y pone en duda su participación en los comicios. Una derrota brusca lo dejaría fuera de escena para el 2023, objetivo central para que el progresismo recupere la Casa Gris. Aunque, desde el sector de Pullaro, creen que esa expresión ya forma parte del pasado y hay que ampliar las bases opositoras para poder ser competitivos en las próximas elecciones ejecutivas.

La voz de CREO, el partido del intendente Pablo Javkin, en la rosca política es Ariel “el Facha” Bermúdez, quien dijo que no están dispuestos a sumarse a Juntos por el Cambio con ese nombre. Pero mantienen diálogo con los sectores radicales que sí conformaron ese espacio y, desde ese lugar, afirman que pueden ser convencidos si se piensa en una nueva imagen, renovada, con otro nombre y que establezca una nueva plataforma. Por el momento, Javkin piensa en mantenerse en las filas del Frente Progresista y está pensando en la disputa local más que en lo provincial.

Hoy el peronismo consiguió calmar las aguas turbulentas tras la disputa entre los sectores del Senado provincial y la Casa Gris, y con la llegada de Roberto Sukerman a Gobierno fortalece al sector de Agustín Rossi, Ministro de Defensa de Nación, que no estaba conforme con la repartija del inicio de la gestión. Y eso garantiza una unidad renovada de cara a este 2021 que ya se está jugando.

Resta conocer los detalles del nuevo frente opositor. Algunos anticipan que puede llamarse Cambia Santa Fe, emulando al nombre de Mendoza, pero otros estiman que no será ese el título. Por ahora, es lo de menos, aunque será motivo también de tensiones entre los espacios.

x
Paladini flotante