AMPLIARON LA IMPUTACIÓN

Juego clandestino: novedades en la causa que involucra al poder político y judicial santafesino

El exfiscal regional fue reimputado y seguirá tras las rejas acusado de pertenecer a una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia.


Este miércoles se llevó a cabo la ampliación a la audiencia imputativa al exjefe de fiscales de Rosario, Patricio Serjal, que seguirá preso por el plazo de la ley tras ser reimputado por ser parte de una asociación ilícita que protegía al juego clandestino en la provincia. Además, el exempleado del Ministerio Público de la Acusación y colaborador del exfiscal Gustavo Ponce Asahad, Nelson Ugolini, fue dejado en libertad bajo reglas de conducta.

La resolución de las situaciones de ambos se conocieron pasadas las 21 de este miércoles y fueron dictadas por la jueza de Primera Instancia Eleonora Verón. Los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, imputaron a los dos haber conformado una asociación ilícita integrada además por al menos, Ponce Asahad, Leonardo Peiti, Maximiliano Díaz, David Perona (fallecido), Alejandro Torrisi (condenado), el senador del departamento San Lorenzo, Armando Traferri, y otras personas que hasta el momento no fueron identificadas.

Cabe recordar que la organización, que se desplegó en al menos cinco localidades, se extendió entre el 24 de abril de 2017 (cuando se constató el primer contacto telefónico entre el senador Traferri y Peiti) hasta el 24 de julio de 2020 (fecha en la cual se reunieron en una cochera de Pichincha el abogado de Peiti y Ponce Asahad). El objeto de la asociación ilícita fue “usufructuar el dinero ilícito proveniente de la recaudación generada por una red de casas de juegos de azar ilegal y apuestas electrónicos sin contar con la autorización de la autoridad competente".

Durante la audiencia de reimputación, se precisó que "con sus diversos aportes y roles, organizaron, explotaron y administraron juegos de azar ilegal, ofrecieron y aceptaron dádivas a funcionarios públicos que omitieron hacer actos propios de su funciones, omitieron perseguir penalmente los delitos estando obligados a hacerlo y brindaron información reservada a personas con el objetivo de hacer fracasar cursos investigativos”.

Cuando comenzó esta nueva audiencia, el pasado lunes 21 de diciembre, los fiscales expusieron la carga de pruebas acumuladas contra Traferri, de quien dijeron que “al conocer el vínculo de Peiti con el juego ilegal en la provincia aprovechó sus influencias para vincularlo con Serjal y Ponce Asahad”.

Para los fiscales, Serjal fue el organizador de la cobertura judicial, quien abusando de su cargo, daba directivas a Ponce Asahad sobre las medidas tendientes a asegurar impunidad a Peiti en causas vinculadas a juego ilegal. En esta ocasión, se lo imputó por los delitos de Asociación ilícita en el rol de organizador en concurso real; Incumplimiento de los deberes de funcionario público; Cohecho pasivo agravado; Falsedad ideológica de documento público agravado por la condición de funcionario público; Omisión de persecución y Peculado de servicios todo en carácter de autor y en grado de consumado.

En lo que respecta a Ugolini, se lo imputó por los delitos de Asociación ilícita en calidad de miembro, en carácter de autor, en concurso real con Incumplimiento de los deberes de funcionario público, en carácter de autor y Cohecho pasivo agravado en carácter de partícipe primario. La jueza dispuso para Serjal la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley, manteniendo la ya dictada , mientras que para el exempleado del MPA dictó la libertad con reglas de conducta, no haciendo lugar al pedido de prisión preventiva efectiva solicitado por la Fiscalía.

x
Paladini flotante