Imputaron al árbitro Martín Bustos y quedará con prisión preventiva por 90 días


El árbitro de fútbol Martín Bustos fue imputado este sábado por la mañana en el Centro de Justicia Penal acusado por el delito de grooming. El juez penal de Primera Instancia Ismael Manfrin aceptó la imputación y dictó prisión preventiva por 90 días para el sospechoso. Además, ordenó que le hagan un examen médico.

La fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, Carla Cerliani, acusó a Bustos por haber contactado a un menor de edad –de las divisiones inferiores de Newell’s– para luego atentar contra su integridad sexual.

De acuerdo a los informado por fuentes de fiscalía, "el árbitro se comunicó con un chico de 14 años a través de Whatsapp y fingió llamarse Martín Lucero. Se hizo pasar por masajista deportivo y ofreció una sesión de masajes por 200 pesos. Luego le pidió que se encontraran fuera de la pensión del club. Para concretar el encuentro le sugirió al menor que mintiera diciendo que se iba a un cumpleaños".

Grooming en Newell’s: “Se piensan que los chicos son fáciles de engañar por estar en una pensión”

Además, Bustos le pidió a ese chico que le pasara los teléfonos de sus compañeros de la pensión de Newell’s.

Pero en lugar del chico, quien estaba atrás del teléfono era un psicólogo del club que le fue siguiendo la conversación y coordinó una cita. Al lugar, llegaron agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) y de Fiscalía que procedieron a su detención.

El operativo se realizó el pasado jueves en Santa Fe al 3200, en inmediaciones de la terminal de ómnibus Mariano Moreno.
Se secuestraron el celular y la computadora de Bustos, que fueron enviadas a peritar. También se incautaron elementos personales.

x
Paladini flotante