ROSÚA ALEJADO DE LA LISTA DE MACRI

“Hay principios electorales que se deben respetar más allá de lo que diga un decreto”

Para el abogado constitucionalista Jorge Zárate la justicia toma una decisión por encima de las actas constitutivas de las alianzas partidarias, ya que en estos casos los poderes del Estado “tienen que conservar los limites".


El radical Martín Rosúa no podrá ir en la misma lista que Mauricio Macri, según lo resolvió la Cámara Nacional Electoral, que este martes revocó la resolución de la Justicia Electoral con competencia en Santa Fe.

En contacto con el programa El puente que se emite por Radio Mitre Rosario, el abogado constitucionalista Jorge Zárate dijo que en este caso y otros recientes se cambiaron las reglas de juego y eso implica una cierta imprevisibilidad en la actuación de los partidos políticos que deben estar permanentemente pendientes de que a alguien se le ocurra “cambiar el caballo a mitad del río”.

Para Zárate, si bien el poder ejecutivo tiene un poder reglamentario y puede modificar algunas cosas, hay cuestiones que son complicadas de modificar, sobre todo las discusiones internas de los partidos políticos y en este caso de una alianza que “ha llegado a un acuerdo inter partidario para conformar, entre varios partidos, una sola agrupación política, para ir en conjunto hacia una elección”.

Del mismo modo manifestó su postura y dijo que “no se entiende cuál es el criterio que se emplea en la misma alianza, si todos van a sumar a la lista presidencial y después la lista de diputados se concreta de acuerdo con el sistema D'Hondt”.

Después, el letrado se refirió al fallo de primera instancia del juez Rodríguez que autorizaba a Rosúa para ir con la boleta entera endosado a la formula de Macri Pichetto. A saber, Zárate argumentó que la decisión de dicho magistrado estuvo bien fundamentada, en el sentido que “hay principios electorales que deben respetar más allá de lo que diga un decreto”, y entendiendo que los poderes del Estado “tienen que conservar los limites para respetar lo que se denomina el espacio de reserva partidaria”.

Es decir, que los partidos políticos “tomen sus decisiones sin las injerencias de los poderes del Estado”. Por lo tanto, dijo Zárate en referencia a este caso: “El decreto que reglamenta esta cuestión es una injerencia indebida del poder ejecutivo en el ámbito de regularidad funcional de los partidos porque establece que son los apoderados quienes tienen que dar la conformidad de que las listas vayan pegadas”.

De tal manera, los apoderados cuentan con mas poder de actuación y por encima de las autoridades de la alianza que habían decidido que “todas las listas podían ir pegadas”, como sucedió en otras provincial. “Si las autoridades máximas lo determinan en la constitución de la agrupación es muy raro que después los apoderados puedan definir pasando pro encima de una decisión libre”, argumentó al finalizar el constitucionalista.

Rosúa no podrá compartir boleta con Macri