compromiso asumido

Hay Guerreras para rato: más allá del aporte de AFA, Central seguirá apoyando al fútbol femenino del club

Se prevé que una vez más estará la ayuda económica de la Casa Madre del fútbol argentino, aunque la dirigencia canalla ya tenía tomada la decisión de continuar apuntalando el crecimiento de la actividad.


Por estos días, una inquietud se manifestó en torno a toda la organización del fútbol femenio tras los anuncios de AFA de dar por terminada la temporada, otrogándole a Boca (que venía como líder al momento de la suspensión) la clasificación a la Copa Libertadores y dejando sin efecto los descensos en todas las categorías.

Ahora bien, lo que mantenía preocupados a todos los dirigentes que trabajan en cada institución en pos del crecimiento de la actividad, era saber si AFA iba a continuar brindando el apoyo económico al cual se comprometió cuando se dio rienda suelta a la primera temporada de primera división semi profesional de la historia.

Central tuvo su primera experiencia histórica en la máxima categoría del femenino argentino, con resultados que estuvieron de mínima a la altura de las expectativas porque la idea era meterese en la Zona Campeonato y las dirigidas por Roxana Vallejos lo estaban logrando hasta que el coronavirus dijo basta.

Si bien en las últimas horas trascendió que la Casa Madre seguirá haciendo su aporte, el cual garantiza que cada club pueda tener el mínimo exigido de ocho contratos profesionales por plantel, una fuente dirigencial le confirmó a Rosario Nuestro que la entidad de Arroyito ya tenía la decisión tomada de continuar respaldando el proyecto de esta disciplina, con la meta clara de sostener el crecimiento de cara a una nueva temporada de la primera división, cuando pueda volver a rodar la pelota.

Al igual que en el masculino, la intención primordial es que la actividad se retome entre septiembre y octurbe, siempre y cuando la pandemia lo permita. En caso que así sea, comenzaría la temporada 2020/21, que en primera instancia mantendría el mismo formato de competencia: una fase regular de enfrentamientos todos contra todos a una rueda, más la Zona Campeonato para definir al campeón y la Zona Permanencia para saber qué equipo desciende. Lo que resta saber es si para la nueva edición que venga, habrá un ascenso desde la Primera B y en ese caso serían 18 los conjuntos participantes.

Pese al andar irregular, el balance fue positivo

De la última fecha de la fase regular (la 17ma jornada) se pudieron disputar muy pocos partidos por las condiciones climáticas de aquel fin de semana del 13 al 16 de marzo. Central fue uno de los que pudo jugar y perdió 2-1 frente a Gimnasia, por lo para mantener su lugar entre los mejores 8 equipos del torneo dependía que Lanús no derrote a Huracán de visitante. Ese cotejo ya no se jugará, claramente.

Lo cierto es que al dar por terminada la temporada, las Guerraras ubicaron la octava posición con 23 unidades, producto de 7 victorias, 2 empates y 7 derrotas. Detrás de Boca (83), UAI Urquiza (62), San Lorenzo (59) y River (56), fue el quinto equipo más goleador del certamen con 39 tantos. En contrapartida, en 45 ocasiones fue vencido el arco auriazul, la peor marca entre los primeros ocho de la tabla.

En su primera experiencia histórica en la máxima categoría, se notó la distancia lógica con aquellos conjuntos de más trayectoria disputando este torneo y sobretodo con los de mayor presupuesto. Solamente pudo vencer a Racing (4-2), mientras que cayó con el resto de los que lo superaron en las posiciones: Boca (7-1), UAI Urquiza (6-3), San Lorenzo (4-1), River (6-1), Independiente (3-1) y Gimnasia (2-1). Pese a los duros golpes de esas derrotas, todo es aprendizaje para las que dirige Vallejos.

Dupla letal en ataque

En gran parte de la temporada, Central tuvo a la máxima goleadora del camepeonato. Érica Lonigro culminó con 17 gritos y fue superada en las últimas jornadas ni más ni menos que por Mariana Larroquette, una de las figuras del seleccionado nacional que vistiendo la camiseta de la UAI convirtió 25 tantos.

Con el aporte de Paula Salguero, que anotó 7 goles, la dupla ofensiva auriazul sumó 24 conquistas de las 39 del equipo en el torneo. Es decir, un 61, 53 por ciento del total. Las que también se anotaron en la tabla de artilleras: Daiana Gómez (4), Selena Chamorra (2), Brisa Cortés (2), Magalí Aguirre (1), Lis Cacciola (1), Nadia Fernández (1) y Virginia Gómez (1). El Canalla fue beneficiado por tres goles en contra a lo largo de la campaña.

El gol que quedará para la historia

La noche del viernes 20 de septiembre de 2019 en el estadio de Gimnasia de La Plata se jugó el primer partido del fútbol femenino semiprofesional. Apenas habían pasado 1 minuto y 50 segundos cuando Selana Chamorra puso el 1-0 para Central sobre Villa San Carlos.

Aquel tanto no solamente significó el primero del elenco auriazul en la primera división de AFA, sino que pasó a la historia como el primero en esta nueva era de pequeños pero firmes paso hacia la conquista de mayores derechos y búsqueda de igualdad con el masculino.

x
Paladini flotante