CASO MARÍA DE LOS ÁNGELES PARIS

Guillermo Paris: “En esta provincia ya no hay nada creíble”

Hermano de la víctima.
Franco Trovato Fuoco

El caso de María de los Ángeles Paris no deja de ser un misterio. Una segunda autopsia a la bibliotecaria fallecida dentro de la comisaría 10ª de Rosario reveló lesiones internas que no habían sido evidenciadas en el primer estudio. Al respecto, el hermano de la víctima, Guillermo Paris expresó en Radio Mitre que se constató lo que él y la familia siempre creyeron, que “la mataron adentro de la dependencia policial”.

La nueva autopsia para revelar cuáles fueron las causas de la mujer se realizó en el Instituto Médico Legal con la presencia del perito de parte, la doctora Virginia Creimer y personal forense de la Morgue Judicial de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En esa línea, Guillermo criticó con dureza el accionar judicial durante la primera autopsia y lanzó: “En esta provincia ya no hay nada creíble”.

“Yo ya había manifestado públicamente esto desde el minuto uno cuando nos enteramos que mi hermana murió en la comisaría. A partir de ahí, ya hace cinco meses que tenemos una lucha excesiva contra todos los estamentos de la provincia para poder llegar al esclarecimiento del caso”, dijo angustiado frente a la situación.

En referencia al informe preliminar de la segunda autopsia, señaló que la perito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Cristina Bustos, se llevó un montón de muestras a Buenos Aires porque van a seguir haciendo todo tipo de estudios hasta poder llegar a una conclusión final por escrito”, lo que –aseguró- lleva un tiempo.

“Mi hermana no murió por muerte natural sino que murió producto de los golpes que recibió en la comisaría. Eso es algo irrefutable. Cuando en la anterior autopsia hablé con todos los medios diciendo que a mi hermana la habían molido a palos y que yo había visto todas las fotos, no tenía ninguna duda del caso. El tema es que los forenses fueron más allá. No es que peritaron la parte externa del cuerpo sino que fueron a las profundidades y la parte interna en donde están los golpes que no se ven. Lamentablemente, la Policía sabe de qué manera adulterar, tiene un modus operandi que lleva y conduce a la muerte sin que se dejen muestras externas. De esta manera, los peritos sacaron a la luz todas las muestras internas de los golpes. No hay ninguna duda de que ella sufrió torturas, padecimiento y golpes de todo tipo que la llevaron a la muerte”, acusó el hermano de María de los Ángeles en diálogo con Radio Mitre Rosario.

El familiar atacó al Ministerio Público de la Acusación de haber estado desde el minuto uno del lado de los victimarios y no, en cambio, de las víctimas. “En lugar de salir en defensa nuestra, lo que hicieron fue desoír permanentemente todas las solicitudes que les hicimos. Una cosa gravísima. Nuestros abogados se cansaron de pedir el expediente. No los dieron como un mes después y faltaban hojas. No nos constituyeron como querellantes, no se allanó la comisaría en el momento. Cuando llegó Schiappa Pietra, que la policía nos dijo `no pueden ver el cuerpo de su hermana´, empezó a los besos y abrazos con todo el mundo”, lanzó.

Paris contó con detalles cómo vivió la familia los primeros minutos después de la triste noticia de la muerte de la mujer. “Cuando vino la PDI, le pedimos la foto y también nos la negaron. Desde ahí en adelante fueron palos en la rueda permanentes y obstaculización de todas las acciones que debían darse. Todas las pistas que siguieron (el Ministerio Público de la Acusación) fueron lamentables y sinsentido. Creyeron en todo momento la versión policial. No han investigado en absoluto sino que desinformaron. No se puede creer todo lo que han hecho”, dijo.

Para él, los resultados parciales de la segunda autopsia al cuerpo de su hermana son “pruebas contundentes e irrefutables” y defendió el accionar de los peritos querellantes. “No hay manera que puedan refutar el diagnóstico que dan desde Buenos Aires. Lo grave del caso es que tengan que intervenir peritos por fuera de la provincia. No tenemos en nuestra provincia en este momento absolutamente nada creíble”, sentenció el hombre con enojo.

Las diferencias entre lo hallado en el cuerpo entre la primera y segunda autopsia fueron desestimadas por el Ministerio Público de la Acusación. Para Guillermo Paris, la primera se trató de “una maniobra que se hizo a último momento”. Sobre el juez del caso, ironizó: “No se puede tapar el sol con la mano. Las evidencias que hay con el acto de patoterismo y atropello no van a significar absolutamente nada. No me gustaría estar en los zapatos del juez. Realmente con todo lo que se encontró y que él no vio. Nosotros le mostramos la primera autopsia a un montón de médicos que cuando la vieron se agarraron la cabeza. Impresentable todo. Nosotros tomamos esta como autopsia. La otra fue un acto de encubrimiento”, lanzó en referencia a la primera que determinó que la mujer murió por causa natural y que estuvo a cargo del Instituto Médico Forense de Rosario.

Por último, se refirió a la ropa que llevaba puesta su hermana el día de su muerte y que nunca apareció. “No se encontró nada y no se va a encontrar nunca. Con los golpes que habrá sufrido pobrecita, toda su ropa debe estar ensangrentada. Un montón de pruebas se borraron, pero el cuerpo tiene pruebas imborrables. Se comprobó algo que siempre supimos y que es que la mataron adentro de la comisaría”, denunció el hombre.

Por su parte, la defensa sostiene la teoría de que ella estaba loca, que hay testigos que aseguran haberla visto balbuceando incoherencias que incluyen diablos y al Gauchito Gil y expulsando espuma por la boca, y que murió dentro de la comisaría tras sufrir un ataque. No obstante, esas acusaciones están apenas sustentadas por algunas filmaciones aportadas por la Comisaría 10 y la Cochería Oeste.

Lea más: Una segunda autopsia que demostró “impericias y negligencias”

x
Paladini flotante