opinión

Frente Amplio Peronista

Se van delineando las estrategias para el justicialismo local.

Por

jueves 24 de enero, 2019

Todavía no tiene un título lo que se quiere congeniar desde los sectores justicialistas rosarinos, pero están intentando reflotar un acuerdo abarcativo para ir a una PASO competitiva y fortalecer al que resulte vencedor de cara a las generales de junio. Tres posibles nombres para un mismo espacio de construcción electoral y programática.

Roberto Sukerman es el candidato natural del PJ local, ya que es el candidato que nombre a nombre mejor mide hoy en día en las encuestas. Sin embargo, sabe que no hay junio sin abril, y es por eso que están armando las estrategias para llegar a la gran final con un plus de competitividad previo a enfrentarse al oficialismo local y a un Cambiemos que es una incógnita.

Una de las alternativas es que Ciudad Futura juegue por dentro de este frente. Juan Monteverde es posiblemente la cara visible más representativa y apuestan a que sea el candidato de la fuerza distrital. Tienen buena relación con María Eugenia Bielsa, ya se sacaron la foto en aquella presentación de “Diálogos Abiertos” y se conoce el buen diálogo que tienen con Sukerman.

Habrá que esperar un poco para saber cuál va a ser la estrategia final de Monteverde, ya que se le termina su mandato como concejal, y es arriesgado ir a una interna a intendente. Por lo cual también se baraja la posibilidad de que la candidata por el espacio sea Caren Tepp, también concejala que termina su función el próximo 10 de diciembre, aunque este nombre están barajándolo para el armado provincial.

Otra posibilidad concreta para aportar a esta amplitud peronista es que Alejandro Grandinetti, diputado nacional por el Frente Renovador, se sume a esta competencia. No está mal en las mediciones y quiere ser candidato según las fuentes que consultamos. Lo están tentando para que juegue por adentro, para que no divida en una hipotética general, y para que se potencie aún más este esquema de elecciones. Sería una fuerte rivalidad si se confirma esta posibilidad.

Desde algunos sectores insisten con que si se da este escenario podría salir el próximo intendente de Rosario del ganador de esta estructura que quieren hacer efectiva. Es complicado, por cierto, porque las estrategias provinciales y nacionales muchas veces inciden en los cierres locales. Pero parecen estar convencidos de que para tener voluntad de gobernar realmente, deben construir de esta forma.

Inclusive, se pude sumar un cuarto espacio a la disputa: el Frente Social y Popular, encabezado por Carlos Del Frade y Celeste Lepratti. No hay un nombre definido de quién podría sumarse a esta elección de intendentes, pero es una realidad de que el diálogo está abierto para incluirse en esta amplitud de ideas, pensamientos y políticas. Tampoco se descarta que brinden su apoyo a Ciudad Futura, y presenten solo las candidaturas a concejales.

Nació como un “frente anti Macri” y ahora buscan las formas para poder llegar al cierre de listas con un consenso cerrado sobre las formas y las futuras posibilidades de gestión. Hay una vieja premisa en el peronismo que dice “el que gana conduce, el que pierde acompaña”, y es por ese lado donde están los objetivos de este espacio político.

Sukerman encabeza todas las encuestas, decíamos, pero midiendo candidato por candidato. Cuando analizan con los frentes políticos, él encuentra un techo. Ese será su desafío: romper ese tope para poder llegarle a algunos sectores que aún no persuadió. Y entienden que la manera es ser amplios, justicialistas y especular con llevarse todos los flashes por lo atractiva que puede ser esta super interna.

Comentarios