ESCÁNDALO

Filtraciones de datos en Fiscalía: "Es un daño terrible", dijo el Fiscal General Jorge Baclini

El fiscal Gustavo Ponce Asahad y el fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal, quedaron envueltos en una trama de acusaciones de corrupción.


La causa que lleva adelante la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos contra una banda de extorsionadores vinculada con el juego ilegal, que tiene como principal acusado al líder de Los Monos Ariel "Guille" Cantero, tuvo derivaciones que involucran a funcionarios del Ministerio Público de la Acusación. Este viernes, el Fiscal General Jorge Baclini fue el encargado de confirmar las acusaciones del empresario Leonardo Peiti contra el fiscal Gustavo Ponce Asahad de haber mantenido 30 reuniones con él y entregarle entre cuatro y cinco mil dólares por mes para evitar ser investigado.

"Para el Ministerio Público de la Acusación (MPA) esto es un daño terrible, un golpe muy fuerte, pero por otro lado es importante destacar que todas las actuaciones las pusimos en evidencia y las sacamos a la luz pública, más allá del dolor que nos pueda provocar", remarcó Baclini, titular de ese organismo encargado de investigar delitos en Santa Fe.

"Peiti menciona que hace un año lo contactó un fiscal y le solicitó la entrega mensual de un dinero para no perseguirlo por actividades de juego ilegal. Inicialmente se pactó una entrega mensual de dinero estimado en cuatro o cinco mil dólares", reveló el fiscal en conferencia de prensa.

Y continuó: "Esto fue así hasta que hace unos 10 días, el doctor Ponce Asahad observó y detectó que había una investigación mas detallada contra el señor Peiti y le pidieron una suma mayor de dinero, por lo que la semana pasada se hizo una entrega de 10 mil dolares".

"Sus dichos son corroborados por su abogado, que manifestó que tuvo una reunión con el fiscal y también por un testigo que lo acompañaba a las entregas de dinero. Están corroborados por el chequeo de cámaras al menos dos de los encuentros. También hay mensajes de WhatsApp que habría enviado el empleado de Fiscalía que trabajaba para Ponce, además del cruce de llamados", agregó Baclini.

Por otro lado, reveló que en la declaración se involucra también al fiscal regional de Rosario Patricio Serjal. "Peiti menciona dos encuentros con él, uno en un hotel de Buenos Aires y otro hace poco tiempo para aumentar la cuota mensual de dinero. No había extorsiones a Peiti sino pedidos de dinero por parte de Ponce Asahad, con quien dice que en el ultimo año se reunieron en 30 ocasiones".

"Cuando Ponce Asahad y Serjal son informados de la investigación que se estaba llevando con Peiti hace pocos días, lo que él dice es que le dieron aviso y le dijeron que destruya los teléfonos, y la invervención telefónica sobre él se cayó al día siguiente", sumó Baclini al tiempo que subrayó que "para la Fiscalía es un daño terrible, un golpe muy fuerte".