RADIO MITRE ROSARIO

Estremecedor relato del papá del adolescente que intentó robar y fue asesinado por un policía: "Pagó muy cara su decisión"

Walter Saucedo se encontró con su hijo minutos después de lo ocurrido y contó que Lautaro le pidió perdón. "Lo que ocurrió le ocurrió a mi hijo será siempre una incógnita", expresó.


Un estremecedor caso de gatillo fácil sacude a toda la provincia. Un adolescente de 17 años intentó robar una cartera en la ciudad de Santa Fe y fue asesinado a sangre fría de un tiro en la espalda por un policía vestido de civil.  El momento quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona. La víctima, de nombre Lautaro, era hijo de un uniformado que en su desgarrador relato contó  a los medios de comunicación que el joven le pidió perdón por lo que hizo antes de morir.

"No salimos del asombro. Los pensamientos están divididos, los he podido leer en las redes sociales. Mi hijo estaba delinquiendo, lo reconozco, no lo apruebo, nunca lo aprobé, él sabía exactamente mi manera de pensar. Pero no podemos permitir que al momento que una persona cometa un error o delinca de la forma que fuere se haga justicia por mano propia, ni por dentro ni por fuera de la institución policial", expresó Walter Saucedo, papá de Lautaro en diálogo con Radio Mitre Rosario.

En las imágenes se ve al muchacho abordar a una mujer mayor para intentar robarle la cartera. La señora se resiste, pero se detiene y saca algo-aparentemente dinero- del bolso para entregarle. El menor se va caminando. No estaba armado. De inmediato un policía de civil que estaba en el lugar lo sigue y le dispara en la espalda sin mediar palabra. Lautaro falleció como consecuencia de las graves heridas.

El papá del joven contó que mientras agonizaba su hijo le pidió perdón y detalló lo sucedido al momento del asesinato del adolescente: "Yo iba con mi vehículo particular, estaba haciendo algunos trámites, decido ir por las calles internas evitando hacer las rutas que hago todos los días y me encontré con un operativo. Al principio pensé que era un accidente de tránsito porque era una intersección pero al momento de llegar me di cuenta que era un 'hecho de sangre' porque había una persona tendida en el piso y que le salía sangre por la espalda”.

“Seguí avanzando, desconociendo que se trataba de mi hijo, iba a tomar la intersección por calle Belgrano cuando se me acercó un joven -desconocido para mí- y me dijo fíjate que es el Lauti y yo le pregunté 'qué lauti'?, 'tu hijo' me contestó. Cuando me dijo eso, frené, saqué el torso por la ventana y me di cuenta que era él. Salí del auto y corrí hacia donde estaba. El estaba con los ojos cerrados quejándose del dolor", continuó.

Saucedo describió que al llegar a la escena, el joven se encontraba boca abajo y tenía sangre es la espalda."Lauti qué pasó, tranquilo, acá estoy yo y él me contestó”, dijo y su hijo le respondió: “Perdoname pá”.

En ese momento en estado de shock, el hombre le preguntó a sus compañeros que había ocurrido y le contaron. "Ahí cerca vi una discusión entre varias personas que decían algo de el accionar policial, decían que algo estaba mal, pero no podía pensar, aboqué a mi hijo", manifestó el papá de Lautaro.

Y continuó: "Vi que mi hijo se iba apagando de a poco, ahí me di cuenta de la gravedad de la situación, se estaba desangrando, le dije que se quede tranquilo que ya venía la ambulancia, me dijo que no le diga a la madre para no preocuparla, me dijo que le avise a su novia y que le guarde la mochila porque ahí estaba su celular. Me dijo que tenía mucha sed y le mojamos los labios, pero sabía que algo andaba muy mal".

Al mismo tiempo, Walter expresó que lo que ocurrió con su hijo será -para él- siempre una “incógnita" que "lo perseguirá por el resto de su vida"

"A Lautaro no le faltaba nada, era un adolescente bastante consentido, con mucho afecto a su alrededor, tenía contención.  Me quedé con ganas de tener una charla con él y saber por qué estaba delinquiendo. Mi hijo pagó muy caro la decisión que tomó de llegar a esa situación con la señora", concluyó.

Conmoción: un adolescente de 17 años intentó robar una cartera y un policía lo asesinó a sangre fría