Radio Mitre Rosario

Este viernes arranca la aventura: un nuevo cruce de Los Andes a lomo de mula

Pablo Montagna relató los últimos preparativos antes del arranque de la aventura que desde 1996 se lleva adelante.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 31 de enero, 2018

El turno este jueves fue para Pablo Montagna, una suerte de community manager del 21º Cruce de los Andes. A través de los micrófonos de Radio Mitre Rosario, el también aventurero se reportó desde Mendoza, ultimando detalles para comenzar la aventura. Y es que este viernes a las 8 zarparán, como hacen desde 1996, más de 200 personas a emular el cruce del General Don José de San Martín para liberar Argentina, Chile y Perú.

Lea más: La aventura de cruzar los Andes a lomo de mula, por vez número 21

Pablo Montagna hace redes y fotos: cuenta el cruce a través de Twitter, Facebook, Instagram y la página web de la Asociación Cultural Sanmartiniana Cuna de la Bandera. Pero cuando habla con Radio Mitre Rosario todavía no hay cruce que contar. El grupo comienza a formarse, a conocerse y prepararse: el viernes a las 08 arranca la aventura. Los expedicionarios se encontrarán en la terminal de la ciudad de Mendoza y allí arrancarán las tres columnas por cada uno de sus pasos: Uspallata, Los Patos y Portillo . La columna de Uspallata y Los Patos pararán en el grupo de Artillería de Montaña Nº 8; la de Portillo en el regimiento de infantería de montaña Nº 11 de Tupungato.

El cruce 21 está formado por 140 expedicionarios y 20 personas de la Asociación local. A ellos se le suma el personal del ejército que los acompañará y el personal que se quede trabajando su logística en regimientos y bases. Son más de 200 personas, a las que se le suman los animales: mulas que proveen o el ejército o los baquianos. Montagna, para tranquilidad de los familiares, aclara: son mulas de confianza, acostumbradas a la montaña y sobre todo confiables para trasladar personas y mercadería.

Cada uno de los caminos que se tomarán, especificó Montagna, está planificado: se hace desde hace años y es lo más similar posible a lo que hizo San Martín. El recorrido está marcado, además, por una amplitud térmica llamativa: entre 25º y 5º; y si hay tormenta y lluvia, puede llegar a los 18º bajo cero. La aventura en los Andes, queda claro, es todo el paquete.

Pablo Montagna se escucha con claridad. Desde Mendoza, desempeña su tarea con comodidad. Sabe que con el correr de los días y los cada vez más metros de altura, su trabajo será también parte de la aventura: el 4g y el 3g serán sólo señal de telefonía; hasta que sólo cuenten con las radios de la Gendarmería para utilizar en caso de urgencia. Por ahora, anuncia que todo está listo. Sólo quedan algunas horas para que otra vez, aunque siempre distinta, arranque la aventura del libertador.

 

Comentarios